El filósofo Javier Sádaba ante las elecciones del domingo

«Menosmalismo»

Elegir el menor de los males es algo que, todos o casi todos, hacemos cotidianamente. Si un determinado fármaco me cura una enfermedad grave a pesar de que tenga efectos secundarios desagradables es muy probable que elija el fármaco en cuestión y reciba la aprobación de todos. Pero cuando la doctrina del mal menor se convierte, dogmáticamente, en un principio incuestionable o tolerado con facilidad nos encontramos con una falacia o mala argumentación y con una desgracia. La falacia o mala argumentación consiste en que como siempre puede haber un mayor mal , queda justificada cualquier acción. Por poner un ejemplo extremo, votar a Pinochet para que no salga el mas repugnante de los nazis imaginables. Y eso no es de recibo. Y es una desgracia porque la izquierda, con vocación realmente emancipatoria y no de boquilla, ha caído con demasiada frecuencia en la aceptación de dicha manera falaz de argumentar. La historia abunda en tantos ejemplos que está de más enumerarlos. Es probable que esa supuestamente puntual sumisión, votar con la nariz tapada o conceder ahora para ganar mañana sea una de las causas de los constantes fracasos de una izquierda obnubilada por sacar la cabeza a cualquier precio y no perder un átomo de poder.

Es lo que creo que, como tantas veces, ocurre ahora. La consigna es ir a votar a toda costa, metiendo el miedo en el cuerpo, por muy real que también lo sea en la realidad. Habría que evitar a toda costa que la derecha y la ultraderecha ganen. Da igual que se pisoteen los principios, que se pacte con aquel que se detestaba, que se calle para no nombrar lo que moleste. Lo importante, y ahí se unen los que mandan y muchos de los, al menos autotitulados, luchadores de la izquierda. Algunos no estamos de acuerdo y pensamos que lo mejor es la abstención activa. No ir a las urnas pero trabajar día a día en la sociedad que es donde se gesta una política que merezca la pena. Y lo curioso es que, incluso dentro de los que poseen un corazón libertario, con el que simpatizo, cuando optan por no votar lo hacen con argumentos en relación a los muchos defectos de esta democracia. El paro, las desigualdades, la falta de real pacifismo, el maltrato a jóvenes y mayores y un sinfín de hechos que sin duda, son reales ,solo que se dan dentro del sistema. Y es este el problema de verdad, allí donde a de colocarse el punto de mira. Es el sistema, habría que repetirlo una y mil veces. Y si suena a estribillo, qué le vamos a hacer.

Lo que hay que recordar es que la llamada democracia es la sucesora del franquismo, que la Constitución fue impuesta, que en ella, ahora por arte de magia reivindicada por algunos , todo se basa en la indisoluble unidad de la nación española y que las fuerzas armadas son las garantes de la integridad territorial. Mas aun, la monarquía casi ni se toca cuando es algo inmoral que una persona pueda convertirse en la máxima autoridad política del Estado exclusivamente por sus genes, que sea el jefe de las citadas fuerzas armadas y que sea inviolable. Este es el asunto central. Es el sistema lo que se pone en cuestión y no solo los males derivados de una mala política. Por no hablar, de manera engañosa, de que la única democracia a la altura de nuestro tiempo es la representativa. Eso no es verdad. La democracia directa, como la rotación en los cargos, debe seguir siendo un ideal a no olvidar. La representación se ha trucado en la peor idea de representar. Consiste en que me des lo que te pido, no me pidas cuentas y haga lo que me de la gana.

Podía seguir dando más razones para no ir a votar. Baste lo expuesto. Solo añadiría que me gustaría saber qué se entiende por el mal menor. La apariencia esconde, muchas veces, la realidad. Tal vez de modo inmediato sea mejor tener un PSOE, rodeado de corrupción, que otros trogloditas que, si hicieran lo que dicen, nos llevarían a las cavernas. Pero no hay que olvidar que el PSOE ha sido siempre el ultimo baluarte del capitalismo, el se ha dado y ha dado el diploma de poder llamarse izquierdista y, al final, en los momentos y aspectos decisivos, ha salvado al hipercapitalismo. Y como decía B. Brecht, para luchar contra el fascismo hay que luchar antes contra el capitalismo.

 

rebelion.org

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

9 comentarios

  1. En twitter 23/04/2019 por @sobrada15
    Aquellos ciudadanos empezaron votando a favor de su partido, siguieron votando en contra de los otros , votando a los » nuevos», votando al menos malo, votando entre lo malo y lo peor, votando entre lo malo lo peor y Vox … ¿acabarán completando el círculo?

  2. BenengeliQUIJANO

    Prefiero el menosmalismo de Unid@s Podemos a conciencia que jugar a un abstencionismo vacío que le dé el triunfo al Vox del trifascismo.

  3. el menosmalismo de PODEMOS NOS LLEVA A PACTOS DE DERECHA CON EL PSOE Y DE REBOTE CON CIUDADANOS,RESULTADO,GRAN-MALISMO GUILIPROGRE.

  4. SINCERAMENTE A ESTAS ALTURAS DE LA PELICULA ME PARECE A MI QUE ELEGIR EL MENOR DE LOS MALES, AL IGUAL QUE SE HIZO CON ZAPATIESTOS COMO EL MENOR DE LOS MALES Y ASI SUCESIVAMENTE HASTA EL FIN DE LOS SIGLOS CON EL CUENTO DE QUE VIENE EL LOBO, CUANDO EL LOBO LLEVA SIGLOS COHABITANDO CON NOSOTROS A VECES MORDIENDONOS CON RABIA Y OTRAS VECES SIMPLEMENTE LADRÁNDONOS CON INUSITADA VIRULENCIA, ES DARLE LARGAS AL PROBLEMA EN LUGAR DE COGER AL TORO POR LOS CUERNOS Y LO PEOR ES QUE A LO UNICO QUE CONDUCE ES A GENERAR FRUSTRACION Y DESENCANTO ENTRE LA IZQUIERDA QUE AL FINAL SE DA CUENTA DE QUE HA EVITADO DE QUE VENGA EL LOBO FEROZ PERO EN SU LUGAR ESTÁ EL LOBO VESTIDO DE ABUELITA DE CAPERUCITA QUE ES EL MISMO LOBO QUE SE TRATABA DE EVITAR PERO DISFRAZAO.
    Y CAEMOS UNA Y OTRA VEZ EN LA TRAMPA DEL MENOR DE LOS MALES.
    YO EN ESTAS ELECCIONES ME APEO, HAGO VOTO NULO Y ESPERO QUE VENGA EL LOBO DISPUESTO A HACERLE FRENTE SI OTROS MUCHOS Y MUCHOS DECIDEN LO MISMO Y ENTRE TODOS QUIZAS PODAMOS HACER ALGO MEJOR QUE ELEGIR AL LOBO DISFRAZAO DE CAPERUCITA

  5. MATANZA DE ATOCHA - 1977, 5 MUERTOS , en la llamada Transición

    —Lucido artículo como siempre , en un hombre que siempre dio la cara .

    incluso en los momentos más dificiles .-

  6. Bien por Sádaba. Sigue en forma como hace años, muchos ya, cuando en El País le daba lecciones de razonamiento coherente y ético a un Savater sumiso al poder y tan faltón y tabernario como sigue siendo.

  7. Totalmente de acuerdo en el problema, no en el método.
    La abstención, el voto nulo y el voto en blanco, como protesta han resultado ineficaces.
    En 2010 se forma el partido Escaños en Blanco, que equipara el voto del ciudadano crítico al de cualquier otro posibilitando que pueda alcanzar representación y así, su opinión pueda quedar plasmada en forma de escaños vacíos dentro de los parlamentos.
    ¿No sería más efectivo ese voto que la abstención?
    Si lo que les importa es su posición, ¿No temerian perderla?

  8. HAY EN EL DIARIO PUBLICO UNA EXPLICACION DE LO QUE ES Y SUPONE EL VOTO EN BLANCO, EL VOTO NULO Y LA ABSTENCION.
    Y RESULTA, QUE YO NO LO SABIA, QUE SI VOTAS EN BLANCO, ESTO ES, CON EL SOBRE VACIO SIN NADA DENTRO, ESTE VOTO COMPUTA EN EL CÓMPUTO GENERAL DE VOTOS, CON LO CUAL SE PERJUDICA A LOS PARTIDOS CON MENOS VOTOS AUN MAS.
    CON LA ABSTENCION NO EXISTES
    Y CON EL VOTO NULO, QUE ES QUE YO HE HECHO, ES UN VOTO DE PROTESTA.

  9. El problema como dice Juan Carlos lo ven, vemos, cuasi todas las zurdas. Unificar la respuesta es lo que falta.

    Si votas a candidaturas de izquierda, el PsoE no da el perfil, mal. Apuntalas al sistema.
    Si votas blanco, aparte de apuntalar el sistema perjudicas a las minoritarias izquierdas.
    Si votas nulo se interpreta, PESURO, como voto protesta. Algo que a mí no me queda claro sea la «voluntad» de todos los votantes papeletas nulas.
    Si te abstienes «activamente» entras dentro del gran paquete abstención. Donde es mayoría aplastante el abtencionista pasivo.

    O sea que mal por todos los ángulos.

    Aun así algunos, yo mismo, votamos a candidaturas conscientes de las consecuencias esas que apuntalan al sistema. Candidaturas de estrategias socialistas repubicanas y derecho autodeterminacion de SÍ a la independencia nacional y social de los oprimidos pueblos de este estado, hoy disfrazado (tras golpe fasciocatolico sangriento a las órdenes del capitalismo, no ya ÑOL, sino del capitalismo «occidental») de monarquia (machista, la opción de los de «por cojones», los militares de ruido sables y «defensores» ÚNICOS de la unidad ÑOLA) parlamentaria (gracias a los €socialistos, €consumistas y «periféricos» demócratas de toda la vida).

    Y sí votamos aun a sabiendas de lo anterior. Años llevamos haciéndolo. Lo que también sabemos es que, sobre todo por coincidencia en el problema, la abstención activa, al ser ínfima dentro de la ABSTENCIÓN, no es «apreciada» por la «ciudadania súbdita». Fundamentalmente no es apreciada por la invisibilidad que los dominantes medios le dan y escaso empeño de la «gente» por «comprender» lo que ya saben. Saben que ese abstencionismo es cercano y mucho a esas candidaturas REPUBLICAS, de perfil socialista, indepentista e incluso federalista (nada que ver con el «federalismo» del PsoE transición 78) y JAMÁS se apuntaran al ACTIVISMO abstenciónista. Pues ese activismo requiere de ingentes esfuerzos y (casi) nulos resultados. La «historia» lo refleja.

    El abstencionismo ACTIVO lleva activo desde el referéndum 78. Y desde entonces TRABAJA en la sociedad. La mayor parte de su tiempo en descarnada crítica hacia sus compañeros de frente que consideran que se hace más daño al sistema votando hoy (-y probablemente ayer CNT-) restandole espacios que predicando cual cura sotanico.

    Pd, con tan congruentes convincentes argumentos no me explico porque el votante zurdo, yo entre ellos, no responde/mos a las activas llamadas abstenciónistas de nuestros compañeros de BARRICADAS.
    Al final todos al frenopatico?. Alguien voló sobre el nido del cuco?