El extraño comportamiento de la prensa española ante la Ley Helms-Burton (texto y vídeo)

 

Impedir toda inversión en Cuba es el objetivo de la administración de Donald Trump al aplicar, de manera íntegra, la Ley Helms-Burton.

Su capítulo IV –que sanciona a directivos de empresas inversoras en la Isla- jamás se había puesto en práctica. Hasta ahora.

Gabriel Escarrer, consejero delegado de la empresa hotelera española Meliá, recibía hace unos días la notificación de que no puede entrar en EEUU.

Son ya 14 los altos ejecutivos de compañías a los que, por la misma razón, se les impide entrar en ese país, y hay otras 70 notificaciones en curso.

Además, son cerca de veinte las empresas demandadas por la Ley Helms-Burton.

Alberto Navarro, embajador de la Unión Europea, lo explicaba muy claro: el objetivo de la Casa Blanca es “crear confusión e incertidumbre sobre Cuba” y “disuadir a los empresarios para que no inviertan”.

Es la asfixia más brutal a la economía de Cuba. Se le niega el comercio y el crédito, se torpedean sus acuerdos médicos, se restringen las remesas, se prohíbe su turismo…

Sabiendo que, después, los medios dirán que las carencias provocadas en la población son producto de la “ineficiencia” del gobierno cubano.

Pero lo más llamativo es cómo la prensa española nos habla de las sanciones a sus empresas: con una pasmosa frialdad. Que cambiaría bastante si esas compañías españolas hubieran sido afectadas por alguna ley cubana, ¿verdad?

 

(Cubainformación TV – Basado en datos aparecidos en El País / Edición: Ana Gil / Presentación: Lázaro Oramas)

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
A %d blogueros les gusta esto: