El Comando Rubalcaba; un artículo de Julio Anguita

A mediados de la década de los noventa se puso en circulación desde los medios de comunicación y los mentideros políticos, el  calificativo de comando Rubalcaba al equipo de fontaneros y periodistas
encargados de intoxicar, censurar, teledirigir y crear atmósferas
político-informativas que paliasen o derivasen hacia otros objetivos los
errores, delitos, acciones gubernamentales derechizadas y escándalos de la época felipista. Es en aquella época cuando se concibió la campaña de la
pinza
.

Recuerdo haber descrito y desmontado en un diario de tirada estatal la estructura interna de aquél mensaje y su lógica de impecable factura
goebbelsiana. El caso es que tuvo éxito mediático y fue repetida una y otra vez por los portavoces del PSOE ante el acollonamiento de no pocos dirigentes de IU.

Ello explica que casos como el de Córdoba y Málaga en los que la acción y
omisión del Partido Socialista le entregaron las alcaldías de ambas ciudades al PP en detrimento de IU, quedasen silenciados y prontamente olvidados.

El esquema de la operación vuelve a repetirse; se magnifican las actuaciones de IU que han permitido alcaldías del PP y se silencian las del PSOE que han hecho lo mismo o se han beneficiado de ello. ¿Por qué sigue teniendo gancho la operación?

Creo que ello obedece a dos series de causas: la estructura del mensaje en su
relación con la mentalidad media y la falta de firmeza o convicción de bastantes dirigentes afectados por el miedo escénico a las parciales, inexactas y tendenciosas informaciones de medios afines al PSOE.

Para que un mensaje de este tipo alcance éxito debe conjugar la simplicidad del argumento con una mentalidad media asentada de manera primaria y primitiva en la bipolarización de filias y fobias totalmente extrapoladas de la realidad social y política de cada día. Para esta mentalidad de simplismo e irrealidad cultivados, el mundo funciona en torno a un trío compuesto por el héroe, el anti-héroe y el traidor, siendo éstos el PSOE, el PP e IU respectivamente.

La pereza mental media se siente cómoda y gratificada ante este relato propio del spaghetti western.

El mundo en blanco y negro sobre el que trabajan los urdidores de la pinza parte de una asimilación del PSOE a la izquierda en función de las siglas históricas de ese partido o en otro tipo de convenciones que no se compadecen en absoluto con la política diaria realizada por el mismo.
Repasen mis lectores la acción de Gobierno de González, de Aznar o de Rodríguez Zapatero y señalen en dónde encuentran diferencias sustantivas.

Al insertar sobre el fondo de esta dualidad falsa referida al PP y al PSOE, las
tonalidades épicas del lema parar a la derecha, el ciudadano medio con
notable ausencia de memoria (ya se encargan los del comando en facilitarle la amnesia), cae incautamente en el garlito. Cuando se le recuerda a este mismo ciudadano medio las series y series de leyes que ambas formaciones han aprobado de consuno o cuando se le relata las medidas de tipo económico, político, electoral o internacional que ambas pactan y repactan permanentemente, nos encontramos bien con su reflexión, bien con la tesonera contumacia insertada en su fe de carbonero. Los de la pinza han logrado eliminar la realidad- y con ello el análisis- sustituyéndola por el catecismo Ripalda.

Pero todo ello sería desmontable y reconducible si quienes deben dirigir la lucha ideológica y el debate político contra esta superchería no se sintieran también presos de este convencionalismo que, cual lobotomía, amputa y mutila el pensamiento y sus meandros. Hasta que IU no recupere la soberanía de su discurso y de su praxis y mida a las fuerzas políticas únicamente por su acción diaria y concreta, siempre estará alentando en su interior los gérmenes de la duda y culpabilidad que Rubalcaba y sus acólitos se aprestan a cultivar constantemente.

No estaría de más una lectura serena y predispuesta a la reflexión, del documento fundacional de IU de 27 de Abril de 1986. Es el mejor
de los antídotos contra la pinza y otras pócimas. Nuestras alianzas y nuestros compañeros de viaje hace tiempo que están en otros sitios.

 

Julio Anguita 2011

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

4 comentarios

  1. QUÉ GÜENOS SOMOS TÓS CUANDO YA NO SOMOS.
    ANTES DE IRNOS PAL OTRO BARRIO ERAMOS LOS CACHOS DE HIJ DE LA GRAN P MAS GRANDES DEL UNIVERSO, PERO CUANDO LA ESPELICHAMOS PASAMOS A SER LOS QUERUBINES PREFERIDOS TANTO POR DIOS COMO POR TOS LOS MORTALES INCLUSO PARA NUESTROS MAS ACÉRRIMOS Y DECLARADOS ENEMIGOS QUE JURARON MATARNOS CIENTOS DE VECES.

  2. Sopalajo de Arrierez

    Me parece un buen análisis de lo bobalicón que es (porque quiere) el ciudadano promedio y del apocamiento destructivo de otros políticos que estaban en IU.

    Precisamente por eso debo insistir en una cuestión: Julio Anguita daría en el clavo si se desdijera/retractara/disculpara por haber apoyado a Carnicerito de Libia, el general ese que cooperó con la OTAN en la demolición y reversión a la Edad de Piedra de Libia para que dejara de consumir su petróleo y nos lo siguiera vendiendo a los países occidentales.
    Comprobaríamos que es capaz de corregirse en sus equivocaciones (más bien burradas). Porque pifias las pegamos todos, pero aquellos incapaces de (o no dispuestos a) rectificar serán siempre gente peligrosa a la que dejar a un lado. Porque con ellos no vamos a ninguna parte.

  3. Partisana&Campesina

    La muerte en suciedades criminales pornocapitalistas actúa a veces en su justa medida. Pues pone a muchos en su lugar. Con tanto verbo florido se sabe ver muy bien el papel que desempeñaron algunos en el tinglado nazional. Creen honrar a uno de los suyos tras su muerte. Y es cuando todos podemos apreciar lo útil que fue para los intereses de este criminal Reino Francobourbónico.

    Rubalcaba es un «buen» ejemplo. Se nos ha querido vender como un hombre cabal, razonable y hasta de izquierdas. Sin embargo, su trayectoria nos dicen las cosas muy claras, fue un hombre del régimen desde sus orígenes más señeros.

    En los años setenta formaba parte de una de las estructuras políticas más encomiables y bendecidas del fascismo franquista -¿redundancia o no?-: las Universidades Laborales. Creadas como uno de los proyectos más perdurables de la concepción fascista de la enseñanza. Su propio nombre lo indica: eran una especie de «Universidades» para formar a los cuadros técnicos de la sumisa clase trabajadora. El proyecto se les fue de las manos allá por los años setenta cuando en el vivero infantil de todas ellas, el Centro de Orientación de Universidades Laborales de Cheste, se metió todo el rojerío estudiantil de Universidades como la de Valencia. Eso había que liquidarlo de raíz. Así que uno de sus enterradores principales no fue otro que el burrócrata de turno con más vocación de servicio: Alfredo PÉREZ RUBALCABA. Para estar donde estuvo era preciso ser dirigente de los Sindicatos Verticales del Régimen: las odiosas JONS, Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista de la Falange Española. Alfonso GUERRA también formaba parte de la misma estructura de poder en la Universidad Laboral de Sevilla.

    Después de ese fundamental servicio haría otros de la misma índole.

    El psoeCIAlismo se encargaría de destruir de la misma manera el resto de los sectores «productivos y combativos» de la industria española. Se trataba de poner la ecuación estatalización = fascismo franquista. Y, desgraciadamente para nuestras posibilidades de construir una sociedad planificada racional y libre, esas tareas de sepultureros le dieron macabros resultados (maleficios) a la sociedad española, pero pingües beneficios para su criminal pornocapitalismo de amiguetes.

  4. Buen comentario, Sopalajo. Totalmente de acuerdo

    A good comment, Sopalajo. I totally agree.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*