El ayuntamiento valenciano del “cambio” pagará 15.600 euros por el retrato de una corrupta

Los presupuestos municipales, presentados ayer en el consistorio de València, reflejan que ha sido destinada una partida del presupuesto municipal —15.600 euros, concretamente— a realizar un retrato de Rita Barberá, alcaldesa durante 24 años de la ciudad.

La iniciativa del encargo surgió de la familia de la fallecida hace casi un año. Al parecer, luego del fallecimiento de la corrupta alcaldesa, Joan Ribó, actual alcalde de València y miembro del grupo Compromís, se puso en contacto con la familia de la fallecida para darle las condolencias. En ese momento, Ribó les recordó que estaba pendiente el retrato de Rita Barberá para la galería de alcaldes.

Meses después, la familia de Barberá contactó con la Alcaldía de València para notificarles la decisión de iniciar los trámites y el nombre del retratista, Luis Massoni, autor entre otros del cuadro del ex ministro Antonio Asunción.

El encargo se puso en marcha y, para calcular el coste, los técnicos del Servicio de Patrimonio tomaron como base el retrato de Clementina Ródenas, el ultimo en realizarse. Sumando el incremento del coste de la vida, se estimó que el cuadro, de dimensiones similares a los existentes, tendría un presupuesto máximo de 15.600 euros.

Quizá sea una tradición incluir los retratos de todos los alcaldes y alcaldesas en la citada galería. Pero ¿acaso un gobierno municipal que se autodenomina del “cambio” debe aceptar la inclusión y el gasto del retrato de una corrupta? Las tradiciones por el mero hecho de serlo no deben ser respetadas si no son mínimamente decentes. ¿Dilapidar las arcas municipales de todos los valencianos es acaso sinónimo de decencia?

Sin embargo, no sólo es cuestión de dinero. El problema es que si los ayuntamientos del “cambio” no son capaces de “enfrentarse” a este tipo de cosas “menores”, ¿nos van a hacer creer que sí lo van a hacer con otras más complicadas e importantes para, en verdad, poder materializar el cambio?

Por mucho que quisieran visualizar el inicio del “cambio” yendo a sus oficinas en bicicleta —un gesto tan oportunista como ridículo—, lo cierto es que las gestiones que llevan a cabo en las instituciones que dirigen las realizan al más puro estilo burgués y capitalista. Así que, no nos vengan con cuentos, de cambio nada de nada.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
A %d blogueros les gusta esto: