El alcalde de Iruñea (Eh Bildu) suplirá la ikurriña por un mástil vacío en representación de “identidades proscritas”

La ikurriña no ondeará mañana durante el chupinazo que anunciará el inicio de los Sanfermines de 2018. Así lo ha expresado hoy Joseba Asiron, alcalde de Iruñea, capital de Nafarroa.

Lo que sí habrá es un mástil vacío en el balcón que, según el alcalde de Eh Bildu, representará “esas identidades proscritas, esas identidades que todavía hoy no pueden verse reconocidas en el Ayuntamiento”. En definitiva, la ikurriña estará representada por un palo largo y tieso.

Ha aclarado Asiron que en los Sanfermines “siempre ha habido ikurriña y siempre habrá”. Suponemos que se referirá a las que, de una u otra manera, puedan portar la gente en las calles, porque un mástil no es una bandera, sino es el soporte donde habitualmente se cuelgan las banderas.

El alcalde de Eh Bildu ha expresado que la ikurriña no ondeará en el balcón del Ayuntamiento «por una cuestión fundamental, que es que existe sobre la mesa una amenaza de índole jurídico». Y ha añadido: «Como comprenderéis, en el entorno de sentencias judiciales que estamos conociendo nos preocupa muchísimo».

Asiron ha opinado que «lo realmente preocupante de todo esto, más allá de la distancia que hay entre la ciudadanía y determinadas decisiones judiciales, es que todavía pueda haber gente en Europa, en Navarra y en Pamplona que crea que se pueden prohibir banderas».

Lo que no dice el alcalde de Iruñea es que si todavía hay gente en Europa, en Navarra y en Pamplona que cree que se pueden prohibir banderas es, fundamentalmente, porque, cuando se prohíbe algo semejante, hay otra gente que, como él y su formación política, acata la ley que, saben, es injusta. Y es que obedeciendo lo injusto se contribuye a perpetuar la injusticia.

Es la desobediencia de lo injusto lo que históricamente ha permitido avanzar hacia cotas más elevadas de justicia. Es la desobediencia lo que actualmente la Izquierda Abertzale, sumida en una enfermiza sumisión al Estado, descarta como estrategia.

Lo dicho. No ondeará la ikurriña en el balcón del Ayuntamiento de Iruñea, será un mástil vacío lo que la sustituya.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

6 comentarios

  1. Ernesto Guevara

    INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA, INDEPENDENTZIA.

    Fascistaren eskutik alde egiteko.

  2. No soy muy de banderas, la verdad. Creo que más que unir en positivo a quienes se supone que representan, en muchas ocasiones marcan límites, dividen y generan exclusión …
    … en este caso quizás podrían preguntar a la gente qué bandera prefieren ver en el mástil.
    ¡Ah no! No se puede. No me acordaba de la regla de oro del «régimen del 78»:
    Todo referéndum que los profranquistas puedan perder será considerado antidemocrático …

    I am not very keen on flags, to tell you the truth. I think that instead of uniting those who they supposedly represent, they usually set boundaries, divide and generate exclusion …
    … in this case, they might ask the people which flag they’d rather see on the mast.
    No! You can’t. I didn’t remember the golden rule of the «78’s regime»:
    Any referendum that profrancoists can lose will be considered anti-democratic …

  3. ¿Así que la Izquierda Abertzale se encuentra sumida en una sumisión al Estado y, además, se trata de una sumisión enfermiza? (Ya me notaba yo últimamente algo pachucho)
    Más vale que contamos con la clarividencia propia de los analistas de la izquierda española internacional que, sin duda, nos ayudarán a curarnos de nuestra enfermiza deriva, poniéndonos de nuevo en la saludable línea correcta de la Revolución.
    Un besico salaos

  4. Sopalajo de Arrierez

    Coincido con el punto de vista del artículo: precisamente ahora que la (In)Justicia de Españistán está desmandada sería el momento para que la desobediencia en temas como lo de la bandera esta, aún a riesgo de que las cárceles se llenaran de políticos, incluso a miles, de esos a los que las leyes de nuestros países vecinos ponen en libertad, como a Valtonyc y a Puigdemont. Para que el mundo entero viera que aquí el franquismo nunca se fue.

    Es horrible ir a la cárcel, sí, pero también es un gaje del oficio de ser político honesto, como gaje del oficio del soldado es que puede morir en batalla, del bombero en incendio… etc.

    La sociedad civilizada se supone que se basa en que cada uno cumpla su función, y ahora, la desobediencia a ese nivel como el de poner o quitar cierta bandera, le corresponde llevarla adelante a los políticos.
    Cuando los demás faltemos a nuestro deber para con el bien común, que se nos reproche; ahora, que se les reproche a ellos.

  5. Una vez más los que deben ejemplo de lo que han pedido y piden a otros cuando llega su turno «dejan el mastil vacío» como denuncia de que??,y teorizan su actitud, como una denuncia. Si los que la colocábamos,la ikurriña, en la cima de los montes o en los balcones de los pueblos cuando era ilegal, en vez de ikurriña hubiéramos colocado solamente el palo donde la sujetabamos,este hubiera servido para volvernos a «calentar» y tendríamos que están buscándola haber como se pintaba pues no como eran los colores conocíamos de ella, así pues ya hay una ciudad-comundad que ha superado el tener una seña identidad, mastil vacío, haciendo país..,…

  6. Qué pongan una bandera con mortadelo y filemón para que al menos ondee9 algo.