EEUU. Veteranos de guerra se unen a protestas por oleoducto Dakota Access

Los veteranos de EE.UU. construyeron barracones para las personas que protestaban bajo el frío contra el oleoducto Dakota Access Pipeline (DAPL, en inglés).

Unos 2100 exmilitares entraron el viernes al campo Oceti Sakowin, ubicado cerca de la localidad de Cannon Ball (Dakota del Norte), donde empezaron a levantar barricadas en señal de apoyo a miles de activistas, que, bajo unas “condiciones glaciales”, expresaban su oposición a este proyecto multimillonario, según indicó la organización de Veteranos en Defensa de Standing Rock, citada por la agencia británica de noticias Reuters.

Los organizadores, que iniciaron la campaña en la red social Facebook, esperan recibir en el campo a otros cientos de veteranos de guerra para este fin de semana, conforme a la fuente, para luego añadir que ellos se prestan voluntarios para convertirse en “escudos humanos”.

Los líderes tribales, que estiman la llegada de unos 3500 excombatientes, han pedido a los voluntarios que eviten confrontaciones con los agentes de la policía desplegados en la zona, para que no resulten detenidos.

La presencia de estos veteranos no cuenta con el beneplácito de organizaciones locales de excombatientes como el Consejo de Coordinación de Veteranos de Dakota del Norte, que ha denunciado el ocasional comportamiento violento de los militares.

Pese a que las concentraciones iniciadas el pasado mes de abril tienen un carácter pacífico, se volvieron violentas en algunas ocasiones debido a la intervención policial.

En esta nueva jornada de protestas, las fuerzas del orden han vuelto a pedir a los organizadores que abandonen el lugar para facilitar la llegada del Cuerpo de Ingenieros del Ejército estadounidenses, responsable de preparar el terreno para la extensión del oleoducto.

El proyecto tiene previsto trasportar petróleo desde tierras de Dakota del Norte hasta Illinois. Sin embargo, los activistas aseguran que su ejecución resultará en la contaminación de las fuentes de agua cercanas y la destrucción de los sitios sagrados de las tribus allí presentes.

El Gobierno de Estados Unidos ordenó el 9 de septiembre una pausa en la construcción del controvertido oleoducto en Dakota del Norte, que ha enfurecido a los nativos americanos, quienes han bloqueado cualquier trabajo.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
A %d blogueros les gusta esto: