EEUU traspasa cuentas del Estado al golpista Guaidó, que pide «protección» a los bancos

El Gobierno estadounidense ha traspasado el control de varias cuentas del Estado venezolano bajo jurisdicción de Estados Unidos a Juan Guaidó y el autoproclamado mandatario pide a las instituciones financieras «protección» de los activos de Venezuela.

El senador republicano Marco Rubio, muy influyente en la política de la Casa Blanca hacia Venezuela, asegura que el Gobierno estadounidense ha traspasado el control de varias cuentas del Estado venezolano bajo jurisdicción de EE.UU. al que reconoce como presidente legítimo del país, el jefe del Parlamento y autoproclamado presidente de Venezuela, Juan Guaidóó.

«Estados Unidos ha dado el control de cuentas bancarias en EE.UU. del Gobierno venezolano y el Banco Central Venezolano al gobierno legítimo del presidente interino @jguaido», ha publicado Rubio en Twitter.

Rubio enlazó su mensaje a un artículo de opinión en el diario The Wall Street Journal cuya columnista afirmaba que «el viernes, EE.UU. dio al señor Guaidó el control de cuentas del Gobierno venezolano en el Banco de la Reserva Federal de Nueva York y otros bancos asegurados por EE.UU.», informa Efe.

El Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, no ha confirmado inmediatamente la afirmación de Rubio, pero la Casa Blanca ya había adelantado que esa medida era una posibilidad.

Con el reconocimiento de Guaidó, cambian las autoridades que «toman legítimamente las decisiones respecto a las transacciones económicas entre Venezuela y EE.UU., lo cual tendrá muchas consecuencias», han señalado fuentes anónimas de la Casa Blanca. No está claro si la medida afectaría a todas las cuentas del Estado venezolano en EE.UU., que en algunos casos han quedado sujetas a sanciones económicas de Washington.

Rubio, que ha estado muy implicado en las consultas con la Casa Blanca sobre Venezuela, pronostica también que en los próximos días habrá más detalles sobre el futuro de las transacciones relacionadas con el petróleo entre EE.UU. y el país caribeño.

«Casi el 75% del efectivo, que recibe PDVSA (la petrolera estatal venezolana) (…) viene a través del crudo que le mandan a refinerías de los EE.UU. (…) Lo que es lógico es que se siga comprando pero que el dinero que se debe se ponga a disposición del Gobierno legítimo» de Guaidó, dijo Rubio a la cadena Univisión.

«Protección» de activos de Venezuela

Guaidó ha pedido a varios bancos del mundo la «protección» de los activos que el país tenga depositados en estas instituciones, para evitar que el Gobierno de Maduro, al que desconoce, haga uso de los recursos.

«Hemos hecha extensiva esta solicitud ante los países del mundo (…), también a instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco de Inglaterra (y) el Banco Internacional de Transacciones», ha señalado Guaidó en un mensaje divulgado a través de sus redes sociales. «No permitiremos que sigan robando al pueblo de Venezuela»,.

Guaidó también dijo que la ejecución de esta medida vendrá «acompañada» del progresivo uso de los recursos por parte del Gobierno interino que se instaló y preside el país sudamericano desde el pasado miércoles.

El Gobierno de Nicolás Maduro inició hace meses un proceso para retirar 31 toneladas de oro -equivalentes a 1.200 millones de dólares- desde el Banco de Inglaterra, en medio de la acuciante crisis política, económica y social que atraviesa Venezuela.

Guaidó no se refirió de forma específica a estos recursos, aunque sí dijo que todos los que consiga controlar se usarán para mitigar los efectos de la crisis humanitaria que según los opositores padece el país, y que la Administración de Maduro niega.

La tensión política en Venezuela se disparó el pasado miércoles, cuando Guaidó juró ante cientos de miles de simpatizantes las competencias del Ejecutivo ante la presunta «usurpación» que, considera, hizo Maduro de la Presidencia.

El líder chavista se impuso con holgura en los comicios de mayo pasado, a los que no se presentó el grueso de la oposición por considerarlos fraudulentos.

Por ello, el antichavismo afirma que «usurpa» la Presidencia, al estimar que su segundo mandato de seis años es «ilegítimo» y, por tanto, el Poder Ejecutivo recae en el jefe del Parlamento hasta que sean convocadas nuevas elecciones, según la interpretación que hacen de varios artículos de la Carta Magna.

EEUU acepta al nuevo representante diplomático de Venezuela propuesto por Guaidó

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ha anunciado hoy que ha aceptado a Carlos Vecchio como encargado de negocios de Venezuela en Washington a propuesta de Juan Guaidó, autoproclamado gobernante interino del país.

«El 25 de enero, Estados Unidos aceptó la designación, hecha por el presidente interino Juan Guaidó, de Carlos Alfredo Vecchio como encargado de negocios del Gobierno de Venezuela en EE.UU.», ha señalado Pompeo en un comunicado.

«El señor Vecchio tendrá autoridad sobre los asuntos diplomáticos en Estados Unidos de parte de Venezuela», añadió el titular de Exteriores estadounidense.

Vecchio, coordinador político del partido Voluntad Popular (VP), el mismo de Guaidó, lleva más de cuatro años exiliado debido a que pesaba contra él una orden de detención relacionada con las protestas de 2014 en Venezuela, que derivaron en hechos violentos.

Su confirmación como jefe de la misión diplomática de Guaidó, al que la Casa Blanca reconoce como el presidente legítimo de Venezuela, apunta a la formación de una embajada paralela en EE.UU., después de que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, rompiera las relaciones diplomáticas con Washington.

 

expansion

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

2 comentarios

  1. BenengeliQUIJANO

    Son unos grandes hijos piratas de la Gran… Bretaña! Ya está bien hay que denunciar y luchar a muerte contra estos ladrones de la Mafia Multinazional.

  2. China debe de reaccionar y hundir a la Reserva Federal yanqui ¡Ya!