EE.UU. y GRAN BRETAÑA preparan invasión a Yemen con sus tropas

A los reveses militares de Arabia saudí en Yemen, Estados Unidos y Gran Bretaña han respondido con el despliegue adicional de tropas en la frontera. El pretexto oficial es la “lucha contra el terrorismo”. Sin embargo, no es un secreto que las fuerzas estadounidenses y británicas están ayudando a los saudíes contra la resistencia huthi.

Cientos de fuerzas estadounidenses y británicas han llegado a la ciudad portuaria de Adén como primer contingente de una gran fuerza militar que Washington y Londres van a desplegar en el país árabe.

Unos 450 soldados estadounidenses y británicos han llegado a Adén, según Fadi Al-Murshidi, portavoz del Consejo de Transición del Sur (STC).

Murshidi dijo que Washington y Londres, que apoyan la agresión saudí contra Yemen, planean desplegar 3.000 soldados en Adén, en la base de Al-Anad en la provincia de Lahj, en la isla de Socotra en el Mar Arábigo, en las provincias de Hadhramaut, Mahrah y Shabwah, con el pretexto de luchar contra el terrorismo.

Los medios de comunicación locales informan de que una fuerza estadounidense de 110 soldados apoyada por 10 helicópteros Black Hawk, 30 vehículos blindados Harvey, cuatro sistemas de defensa aérea Patriot y una sala de operaciones integrada había llegado a la costa de Balhaf, en la provincia de Shabwa.

Dos buques de guerra estadounidenses atracaron en Balhaf, el principal puerto de exportación de gas natural licuado (GNL) de Yemen, según los medios de comunicación locales del sur.

La intensificación del apoyo de Washington en las provincias del sur del Yemen tiene por objeto preparar una posible intervención militar y el establecimiento de bases militares en el país.

Las medidas indican la intención de Washington de saquear los recursos petroleros del país.

La presencia de las fuerzas estadounidenses en Yemen se produce en un momento en el que Washington ha comenzado a retirar sus tropas de Afganistán y aparentemente planea transferirlas a otro lugar.

Desde 2015 los agresores llevan a cabo una sangrienta campaña militar contra Yemen para reinstaurar al ex presidente Abd Rabbuh Mansur Hadi, que renunció en 2014 y huyó a la capital saudí.

Arabia saudí y Emiratos Árabes Unidos han comprado armas por valor de miles de millones de dólares a Estados Unidos, Francia y Reino Unido para utilizarlas en la guerra contra Yemen.

A pesar del fuerte apoyo del imperialismo, el régimen saudí y sus aliados de la coalición no han logrado ninguno de los objetivos de esta larga guerra gracias a la resistencia de las fuerzas armadas de Yemen, encabezadas por el movimiento Ansarollah.

El anunciado despliegue estadounidense y británico llega en un momento en que las fuerzas armadas de Ansarollah han hecho importantes progresos contra las tropas saudíes en varios frentes.

El avance ha forzado a los saudíes a intensificar sus ataques aéreos contra objetivos civiles en varias partes de Yemen.

(southfront.org)

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
A %d blogueros les gusta esto: