EE.UU. Trump se va a jugar al golf para demostrar que todo está controlado; ya hay 100.000 muertos

El presidente Donald Trump jugó golf este fin de semana.

Su regreso al golf es el indicio más reciente de que desea que el país regrese a la época previa a la pandemia, aun si la cifra de muertes por el virus en Estados Unidos se acerca a las 100.000, el doble de lo que él había pronosticado inicialmente.

Trump también tiene previsto visitar el Cementerio Nacional de Arlington y el monumento nacional Fort McHenry en Baltimore con motivo del Día de los Caídos en Guerras de Estados Unidos y viajará después a la costa de Florida para presenciar el miércoles el despegue de astronautas estadounidenses al espacio.

Trump fue a jugar golf un día después de que describiera a las iglesias como “esenciales” y exigiera a los gobernadores permitirles reabrir el fin de semana por el Día de los Caídos en Guerras. Antes, la doctora Deborah Birx, coordinadora del equipo especial de la Casa Blanca para la respuesta al coronavirus, había dado su visto bueno a que la gente saliera este fin de semana, siempre y cuando lo hicieran adoptando las medidas sanitarias adecuadas.

El presidente salió de la Casa Blanca en una mañana soleada vestido con una playera polo, gorra blanca y pantalones oscuros. Las fotografías publicadas después en Twitter mostraban al mandatario agitando un bastón de golf y conduciendo solo un carrito en un campo de su Club Nacional de Golf Trump en Sterling, Virginia.

La Casa Blanca no ofreció comentarios sobre las actividades del presidente en el club, pero señaló que Trump y el presidente turco Recep Tayyip Erdogan habían discutido el sábado las repercusiones de la pandemia en la economía global.

La visita de Trump al campo de golf fue la primera a uno de sus negocios desde el 8 de marzo, cuando estuvo en su club privado de golf en West Palm Beach durante el fin de semana que pasó en su casa en Florida. La Organización Mundial de la Salud declaró el 11 de marzo la pandemia del coronavirus y Trump decretó la emergencia nacional dos días después.

Trump es un golfista entusiasta y le habían escuchado decir a sus huéspedes en la Casa Blanca que extrañaba mucho jugar ese deporte.

El viernes, Birx dijo que estaba bien que los estadounidenses jugaran golf, tenis u otros deportes este fin de semana “a condición de que las personas guarden una distancia de 1,80 metros (seis pies) unas de otras”. La experta agregó que la zona metropolitana de Washington tiene la tasa más alta de contagios confirmados en el país. La tasa de muertes por coronavirus en la ciudad capital rebasa las de otros estados salvo Nueva York, Nueva Jersey, Massachusetts y Connecticut.

 

 

cubasi

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: