EE.UU. Nuevos planes de Trump para intentar evitar la derrota en Afganistán

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, mantuvo ayer una reunión con su equipo de Seguridad Nacional en Camp David. En ella trataron de ultimar su estrategia para con su intervención militar en Afganistán, donde esperan evitar una derrota que, tras casi 16 años de guerra, todo parece indicar que ya la sufren.

Sabedores de que los talibanes han ganado terreno desde el final de la sangrienta misión de la OTAN, en enero de 2015, Estados Unidos parece apostar por el envío de más tropas al país asiático. Actualmente mantiene desplegados cerca de 8.400 soldados.

El Pentágono ha propuesto añadir 3.900 efectivos más, reconociendo el Secretario de Defensa, James Mattis, que quizá parte de ellos sean integrantes de los llamados contratistas privados de seguridad, expresión menos “fea” que utiliza para no señalarlos directamente como lo que son: mercenarios.

Resulta curioso cómo un ejercito que se las da invencible, no sea capaz de resolver favorablemente numerosos conflictos armados en los que, desde hace años, se halla inmerso. Y que además tengan que recurrir a mercenarios, cuyo único patriotismo es el dinero…

Ante la continuación de los combates, un impaciente Trump ha barajado también la posibilidad de sustituir en la jefatura de las fuerzas militares en Afganistán al general John Nicholson.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: