EE.UU. La respuesta fue Fiesta latina ante la casa del abogado racista Aaron Schlossberg

Aaron Schlossberg, un abogado de Nueva York, entró en un restaurante y se indignó que hubiese gente hablando español, pero no se contentó con despotricar y amenazar luego a los comensales. «Mi conjetura es que ellos son indocumentados, así que mi próxima llamada será a ICE (servicio de control de inmigración y aduanas) para que los echen a todos de mi país», dijo. «Si ellos tienen las agallas de venir aquí y vivir de mi dinero, yo pago por su seguridad social, pago por su capacidad para estar aquí, lo menos que pueden hacer es hablar inglés», agregó. Le respondieron en su casa.

 

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: