EE.UU. Estatua derribada mientras se gritaba «¡No al Ku Klux Klan!, ¡no a unos Estados Unidos fascistas!»

Manifestantes derribaron el lunes de noche la estatua de un soldado confederado en Durham, Carolina del Norte. Dos días después de los episodios de violencia que enlutaron Charlottesville durante una manifestación de extrema derecha convocada para impedir el retiro de otro monumento de los confederados.

Rodeada de decenas de personas que coreaban eslóganes antifascistas, una manifestante se trepó a una escalera hasta la base de la estatua, erigida en 1924  en homenaje a los soldados del campo confederado, que se oponía a la abolición de la esclavitud, muertos durante la Guerra de Secesión estadounidense (1861-1865).

Tras atarle una cuerda amarilla al cuello frente a las cámaras de medios locales, la manifestante empujó la estatua, que se estrelló pesadamente contra el suelo bajo los gritos de alegría de los asistentes.

«¡No al KKK!, ¡no a unos Estados Unidos fascistas!», «¡El pueblo unido jamás será vencido!», coreaban mientras algunos pateaban o escupían la estatua caída.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: