EE.UU. Entérese, señor Trump: Hace 171 años sus predecesores arrebataron a México la mitad de su territorio ¿Quién está en tierra de quién?

Hace 171 años, Estados Unidos (EE.UU.) le arrebató a México más de la mitad de su territorio (California, Colorado, Arizona, Nuevo México, Nevada, Utah y partes de Wyoming, Kansas y Oklahoma), para lo cual se justificó en la teoría del “Destino Manifiesto”.

Esa doctrina justificaba la conquista territorial definiendo la expansión: no sólo por buena sino también que estaba destinada (por una fuerza desconocida que obra sobre los hombres y los sucesos), y era manifiesta (descubierta, clara y patente), según el analista Ricardo Vicente López.

Esta teoría la sintetizó James Monroe (1758-1831), quinto presidente de EE.UU., y que se conoció como Doctrina Monroe: “América para los americanos”.

EE.UU. invade México

Bajo esta premisa, los estadounidense avanzaron en sus “conquistas” territoriales, primero se anexan los territorios de Texas (1845) y, aprovechando los conflictos generados a raíz de esa operación, invaden México (1846), en lo que se conoce como la guerra México-Estados Unidos.

Una vez que el poderoso ejército de EE.UU. derrota al mal apertrechado ejército mexicano, ocurre la anexión de California (1848), Colorado, Arizona, Nuevo México, Nevada, Utah y partes de Wyoming, Kansas y Oklahoma.

15 mdd por la mitad del territorio de México

En total fueron dos millones cien mil kilómetros cuadrados (el 55 por ciento del territorio mexicano de entonces). A cambio, Estados Unidos se comprometió a pagar 15 millones de dólares como compensación por los daños al territorio mexicano durante la guerra.

Intentos por recuperar el territorio perdido

A lo largo de estos años, la herida ha cicatrizado poco a poco, sin embargo, existen episodios históricos que actualizan el conflicto.

Por ejemplo, en 2017 el entonces senador mexicano Armando Ríos Piter presentó un proyecto de ley -el cual no prosperó- que buscaba anular tratados firmados con EE.UU., entre ellos el de 1848, oficialmente llamado Tratado de Paz, Amistad, Límites y Arreglo Definitivo, y así -en teoría- recuperar los territorios arrebatados.

Esto en razón del peligro que representaba para las comunidades mexicanas residentes en EE.UU. el entonces flamante presidente estadounidense Donald Trump, quien ha llevado a la práctica una política antiinmigrante.

México refuerza política promigrante

Desde su llegada a la Casa Blanca, Trump, quien asumió la presidencia en enero de 2017, ha arreciado las deportaciones de migrantes que están en EE.UU. en condición irregular, además de aumentar las detenciones de los migrantes.

El Gobierno del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), para hacer frente a esta política antiinmigrante, ha aumentado la asistencia y protección consular que otorga a las familias mexicanas residentes en EE.UU.

Asimismo, ha acogido a gran número de migrantes, en su mayoría de origen centroamericano, que se encuentran en territorio mexicano a la espera de poder ingresar a Estados Unidos.

 

(Con información de TeleSUR)

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

2 comentarios

  1. angelaJUSTICIERA

    Yankees go home! Yanquis fuera de los Estados Unidos mexicanos, ya! Malditos hijos de la gran chingada!

  2. Necesidad de anexionar espacio vital…. eso mismo era que lo que decía Hitler para justificar la invasión de fronteras colindantes. El nacionalismo yanqui es el más sanguinario de la Historia de la Humanidad.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*