EE.UU. El gobierno de Malibú solicita a una organización religiosa que no reparta comida gratis, porque atrae a vagabundos a la zona

Esto es Estados Unidos, ese país cuyos gobernantes se pasan la vida dando clases de derechos humanos y de democracia a todo el mundo. Pero resulta que en tan “próspero” y “rico” país existe un Tercer Mundo de mayúsculas proporciones.

Como consecuencia de la miseria que habita en sus calles, los desamparados que genera las políticas del Gobierno yanqui, que son millones, acuden a la ayuda de diversas organizaciones humanitarias. Pero estas ayudas no están exentas de complicaciones.

Por ejemplo, una Iglesia de Malibú (California) ha dejado de ofrecer comida gratuita a los pobres porque así lo han solicitado las autoridades municipales, según información facilitada por varios miembros de esta organización religiosa. Por su parte, el alcalde de Malibú, Skylar Peak, negó que hubiera habido orden al respecto.

La Iglesia Metodista Unida repartía alimentos a las personas sin recursos. Y lo hacía dos veces a la semana. Pero resulta que el Gobierno local se ha quejado de que dicha actividad humanitaria atraía a demasiados vagabundos a la zona.

Una integrante de la mencionada Iglesia, Darwn Randall, denunció que “de manera muy sucinta, declararon que impulsábamos la llegada de los sin hogar”.

La ciudad de Malibú es conocida por la calidad de sus playas y sus mansiones de lujo, lo que contrasta con la cruda realidad. Y es que en este lugar, que residen unas 13.000 personas, existen alrededor de 180 sin techo, sin que se disponga de refugio alguno para ellos.

La acumulación de la riqueza por parte de unos pocos genera, inevitablemente, la pobreza de muchísima gente. A los privilegiados esto no les importa. Lo que sí les importa y les molesta es que los pobres que generan se les acerquen.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. Los pobres no somos personas humanas, para estos racistas , con su mismo pueblo, asco de Yanky inhumano que, su Dios es el dolar, cada vez mas despreciado y sin valor, y estos son que tanto hablan de DDHH y presumen de lo que no son, hipocritas e inhumanos con su mismo pueblo. USA en total decadencia, con su salvaje CAPITALISMO e ingerencista mundial. Salud y Republica.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: