ECUADOR. Trasladan a Jorge Glas al hospital con la salud deteriorada; cumple 18 días en huelga de hambre

El ex presidente de Ecuador, Jorge Glas, fue trasladado a la cárcel de máxima seguridad, en Latacunga, el pasado 22 de octubre, motivo por el que, entre otros, comenzó una huelga de hambre.

Ahora, cuando cumple 18 días de la misma, su salud se ha deteriorado de manera notable, por lo que ha sido trasladado de emergencia a un hospital en Quito.
Lo ha confirmado el ex presidente ecuatoriano Rafael Correa. Este ha informado que, debido a su traslado de cárcel, no pudo llevar el medicamento que toma diariamente para la gastritis e hipertensión arterial que padece.

Correa ha dicho esto a través de su cuenta de Twitter: “La salud del vicepresidente JORGE Glas se complicó. Lo llevan de emergencia a hospital. 17 días de huelga de hambre. La convicción que da el tener principios y valores”.

Por su parte, el abogado de Glas, Eduardo Franco, reiteró la responsabilidad del estado de salud de Glas al Gobierno ecuatoriano, por haber violado todos sus derechos.

Al conocerse el traslado de Glas, la defensa calificó la acción como una “vendetta política” por parte del Gobierno de Ecuador, debido que el proceso se encuentra en recurso de casación.

El pasado día 4 del mes en curso, el presidente de Bolivia, Evo Morales, escribió este tuit: “Muy preocupados por la salud del Hno. Jorge Glas, vicepresidente electo de Ecuador, que está en el día 15 de huelga de hambre por defender sus derechos humanos que están siendo vulnerados. Hacemos un llamado urgente a la comunidad internacional para preservar su vida”

 

De la cuenta de Twitter de Jorge Glas

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. Lenin Moreno está a punto de convertirse en asesino.
    La socialdemocracia llamémosle «honesta» (si es que tal cosa existe, y estoy pensando en Correa, Lula, Dilma y, me atrevo a añadir a Cristina Kirchner) tiene que aprender una dura lección de esta experiencia: todos procesados y/o encarcelados y sustituidos por fascistas o neoliberales.

    Lenin Moreno is about to become an assassin.
    Social democracy (let’s call it ‘honest’, (if such thing exists, and I’m thinking of Correa, Lula, Dilma and, I’ll dare to add Cristina Kirchner) has to learn a tough lesson from this experience: everybody prosecuted and/or in prison and substituted either by fascists or neoliberals.