ECUADOR. El estado de salud de Jorge Glas se agrava considerablemente tras 40 días en huelga de hambre

Preso desde octubre de 2017, el ex vicepresidente Jorge Glas inició el pasado 22 de octubre de este año una huelga de hambre.

Cuando han pasado desde entonces casi 40 días, el estado de salud de Jorge Glas está riesgo inminente de deteriorarse y existe la posibilidad de que muera por inanición. Así lo considera el Ministerio de Salud Pública (MPS) de Ecuador en un informe.

Dicho documento del MPS advierte que “la sintomatología que está presentando va a empeorar según transcurran los días y puede llegar a consecuencias como: muerte por inanición, puede ocurrir una parada cardiorrespiratoria o por la falta de riego sanguíneo al cerebro”.

La Defensoría del Pueblo ha emitido un comunicado en el que hace un llamado al Gobierno de Lenín Moreno, dad la gravedad del caso, para que resuelva su traslado y reciba atención médica, a precautelar su integridad y que cumpla prisión preventiva en otro centro de rehabilitación social.

También  el ex presidente de Ecuador Rafael Correa se ha pronunciado al respecto. Este ha expresado que “la salud del vicepresidente Jorge Glas está gravemente comprometida. Él está dispuesto a morir, en muestra de dignidad, valentía y honestidad”. Y ha añadido el líder de la Revolución Ciudadana que «Jamás olviden que fue cambiado de la Cárcel 4 por venganza, y basta una orden para regresarlo».

Como no podía ser de otra manera, el caso de Glas ha trascendido las fronteras de Ecuador. Evo Morales, por ejemplo, ha expresado: «Hacemos un llamado urgente a las autoridades ecuatorianas para que tengan un gesto de humanidad con el hermano Jorge Glas, cuyo estado de salud es muy grave. Cualquier diferencia política queda en segundo plano cuando se trata de una vida humana. Hacemos votos por su recuperación».

Cabe recordar que Jorge Glas está preso por presunta asociación ilícita en el caso Odebrecht, con una condena de seis años de prisión, y, como hemos informado, desde hace más de un mes inició una huelga de hambre para exigir que le sean respetados sus derechos.

¿Atenderá el presidente traidor la demanda de regresar a Glas a la prisión de donde fue trasladado? El cinismo y la soberbia que le caracteriza al actual mandatario ecuatoriano hace difícil que de marcha atrás en su más que probada venganza hacia el que fue vicepresidente de su gobierno. El tiempo apremia. Dejar para mañana lo que se puede resolver hoy implica un serio riesgo; mañana ya puede ser tarde.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. La traición de L.Moreno al pueblo ecuatoriano, no tiene parangón en la historia de A.Latina.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*