Hace unos pocos años dijo que iba a asaltar el cielo, hoy ha dicho que Felipe VI no le cae mal

No hace tanto tiempo dijo que iba a “asaltar el cielo” pero, a pesar del ímpetu con el que irrumpió en la escena política, parece ser que no encontró una escalera lo suficientemente larga como para alcanzar su propósito inicial. ¿O es que sólo fue un farol y simplemente nunca quiso? La respuesta la dejamos para nuestras lectoras y nuestros lectores.

Efectivamente, nos estamos refiriendo al señor Pablo Iglesias. El secretario general de Podemos ha vuelto a dar fehacientes muestras de su deriva ideológica, de su indiscutible falta de escrúpulos para cambiarse de chaqueta, según le convenga, de querer quedar bien con amigos y enemigos. Una práctica tan ineficaz como peligrosa.

Ha sido en una conversación con el jurista Javier Pérez Royo, en el marco de las Jornadas “Volver a mirarnos. Nuevos acuerdos para la España que somos”, organizadas por Unidos Podemos.

Pablo Iglesias ha dicho que el Rey Felipe VI no le cae mal y que, si se imagina a “Albert Rivera, a Pablo Casado y a Felipe de Borbón”, ve “a tres personas de derechas” y el que “mejor” le cae, “con diferencia” es el Rey.

Luego ha matizado que, a día de hoy, “la Monarquía tiene poco que ofrecer a la salud de la democracia española”.

Iglesias ha descrito al rey como «un hombre culto, muy preparado políticamente y con el que es agradable conversar», pero «el problema es lo que significa la institución monárquica en España», ya que «el rey no está sometido a la Constitución, viene de antes», y «podemos decir que está por encima de la Constitución».

En este sentido, el secretario general de Podemos ha reconocido que «el anterior jefe del Estado», el rey Juan Carlos I, un «franquista confeso», le cae «mucho peor que el actual», Felipe VI, del que ha dicho que, tras ofrecer en 2014 un primer discurso de Nochebuena que fue «inteligente», con «palabras amables para muchos sectores sociales», pero, «a partir de ahí la Casa Real empieza a manejar un discurso diferente» y «los siguientes discursos de Navidad son mucho más de derechas».

Después llegó «la intervención del 4 de octubre» de este año, que marca «antes y un después en el papel de la Monarquía en este país», pues «el jefe del Estado hace el discurso del PP y llama a filas» y, ante ello, desde Podemos se le dice que ese discurso no les representa, pues ese discurso «abre las puertas a la involución democrática en España», y «el rey de España se ha puesto del lado de las fuerzas políticas que están defendiendo, en la práctica, la excepcionalidad y la renuncia a los principios básicos de la democracia». De hecho, «la idea uninacional de España que defiende la Monarquía y el proceso de involución democrática, asociado a medidas de excepción», que para Podemos son inconstitucionales, «va en contra» de lo que tienen que «defender los demócratas», razón por la que en la formación morada entienden que «la Monarquía en este momento tiene poco que ofrecer a la salud de la democracia española», dicho «con todos los respetos», ha concluido Pablo Iglesias.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

4 comentarios

  1. Pues lo que está claro, es que en las últimas elecciones, si los dirigentes de IU hubiera dejado de lado los personalismos, quizás no hubiera asaltado el cielo, pero hubiera estado más cerca, ¿no crees?.
    Desde luego coherencia ha sido siempre la IU, si esa IU que se bajó los pantalones en Andalucía, hace ya unos años y que como consecuencia tenemos a la Sultana Susana.
    Pablo Iglesias no le dio el gobierno a Pedro Sánchez, como tenía que ser.
    Pensaba que había encontrado un decente y progresista, veo que no.

  2. Como tenía que ser, no dándole el apoyo, por supuesto.

  3. Pues yo creo que Pablo I hace un buen análisis e la situación y del reino diarquico de los FrancoBourbónico.

  4. En política, hay que tener, primero, conocimientos superiores políticos, tener habilidad en el habla, educación y principalmente todo aquel que le conoce por primera vez, se queda como amigo. ESTE ES PABLO IGLESIAS.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: