Dicen que la Justicia es ciega, pero lo cierto es que ni siquiera existe

“La Justicia es ciega”, “la Justicia es igual para todos” o “vivimos en un Estado de Derecho” son tres frases que habitualmente salen de las bocas agradecidas de quienes, obviamente, defienden al régimen del 78.

Pero, ¿puede ser ciega e igual para todos algo que no existe? ¿Podemos vivir en un Estado de Derecho si, muerto Franco, el Estado nació curvo y hoy torcido sigue? Los ejemplos de la inexistencia de separación de poderes en el Reino de España abundan por doquier. Estos sólo son tres casos recientes:

  1. Durante la campaña de las elecciones del 21-D en Catalunya, Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidente del Gobierno de Rajoy, anunció sin ruborizarse que fue el PP quien descabezó a la dirección del PDeCAT y a ERC. Para la vicepresidenta los jueces son puro ornamento.
  2. Un periódico tan reaccionario como es El País publicó, según parece de manera fundada, que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y varios de sus ministros telefonearon a miembros del Tribunal Constitucional cuando estaban deliberando sobre el recurso que el Gobierno había presentado —obviando el dictamen contrario del Consejo de Estado—, para advertirles de la grave situación en que quedaría el Estado si la Cámara catalana acaba invistiendo a Carles Puigdemont.
  3. El ministro de Justicia, Rafael Catalá, da por hecho que los dirigentes independentistas imputados serán inhabilitados «muy pronto» cuando se les procese por delitos graves.

Estos tres graves casos han sido protagonizados por miembros del PP, pero el PSOE tampoco se quedó corto en estas prácticas cuando estuvo en el Gobierno. He aquí un ejemplo: En 2009 y siendo ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar llegó a anunciar en el Senado que el Gobierno «no iba a escatimar ningún esfuerzo» para «construir imputaciones» con el propósito de evitar la excarcelación del militante de ETA Henri Parot.

No cabe duda, esta es la Separación de Poderes que existe en el Reino de España:

 

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: