Del ERTE al ERE con Moncloa II y Fuerzas del orden patrullando calles

Millones de trabajadores y trabajadoras esperan el final del confinamiento con ansiedad. A muchos de ellos se les ha comunicado que están en un ERTE, esto es, con una merma significativa del salario y la incertidumbre de que su realidad laboral acabe en un ERE.

Las situación económica post Covid-19 puede acarrear millones de desempleados, con sectores absolutamente decapitados. El país no se caracteriza por una fuerte sindicalización clasista (CC.OO y UGT han ayudado sobremanera a ello), y aunque la chispa que de paso al incendio es hija rigurosa de la necesidad, nos podemos estar adentrando en un escenario donde la desorganización unida al desclasamiento retrase las luchas sociales.

El capitalismo siembra cotidianamente la atomización y el que cada cual tiene que «buscarse la vida» de forma personal, con la prohibición tácita de utilizar el «nosotros». Y esa herramienta, unida al cacareado «ascensor social», actúa como un bálsamo inmovilizador en no pocas ocasiones. En caso de no triunfar (el «triunfo», en las crisis, puede ser encontrar un trabajo) es por su culpa, arriesgue más, esfuércese, dicen desde sus altares mediáticos los portavoces bien pagados del régimen para ocultar que hay todo un sistema socio-económico castigando a los trabajadores con desempleo y mano de obra barata.

En este contexto, es fácil interpretar la necesidad que tienen de su Pacto de la Monlcoa II y la presencia activa de militares, policías (nacionales, autonómicos, locales…) y guardias civiles patrullando las calles. Forma parte de lo mismo: el sistema pertrechándose por lo que pueda pasar.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email