DAVID COTILLA VACA. El fascismo va calando en la población española

Alguien me explicaba ayer algunos símbolos del fascismo italiano de la era Mussolini y, por esa obsesa necesidad por tachar el independentismo catalán aunque no venga al caso, acabó comparando dichos símbolos fascistas con el movimiento independentista de Cataluña y de forma maliciosa me preguntó en público si no estaba de acuerdo con la igualación.

Su sorpresa vino porque le apoyé. Pero añadí que en el fondo todos los nacionalismos tienen rasgos fascistas, incluido el nacionalismo español y que ahí era donde discrepábamos: no en el carácter malicioso de los organizadores del procés, sino en la diferente visión sobre el otro bando. En ese momento algunos se sintieron muy ofendidos porque no entendieron que el hecho de colgar en masa la bandera española en sus balcones como necesidad de exaltación contra el enemigo que quiere destruir la patria es un símbolo fascista.

La conversación fue larga y se expusieron muchos argumentos y se desarrollaron mucho más de lo que aquí procede. El colmo fue cuando intentaron justificarme que el movimiento catalán era más fascista porque eran los herederos de Franco quienes lo alentaban, lo cual también apoye, pero me quedé estupefacto cuando tuve que recordar que no hay mayores herederos de Franco que el gobierno actual y la aristocracia que le rodea (léase Gürtel, Púnica, etc).

El caso es que entendí con terror que el problema actual de España, como de tantos países europeos y de EEUU es que mucha gente (vecinos, amigos, familiares) ha asumido como normales en su vida elementos propios del fascismo de forma inconsciente. Muchos españoles quieren hoy fuera a los inmigrantes, quieren un estado más policial que los proteja, usan frecuentes símbolos nacionalistas (españoles y catalanes) con un sentido fascista de disolución del individuo en la masa patriótica, defienden su partido y a los suyos en un sentimiento de la masa unida a pesar de que sean muy reprobables sus actos…

Entonces recordé que hace unos 8 años afirmé que nos acercábamos irremediablemente hacia 1933 y los ascensos del fascismo europeo y comprendí aterrorizado, ayer tarde, que estábamos ya a escasos meses del momento decisivo en el que un hecho crucial, un acto cualquiera, derivará en la justificación por parte de algún gobierno de elevar varios niveles el grado de fascismo ya latente y la masa que hoy no se reconoce en estas líneas acabará apoyando barbaridades olvidadas.

Más vale que esta población formada por amigos, familiares y vecinos se pare unos minutos a pensar sobre el asunto antes de que sea demasiado tarde y no valgan las lamentaciones. Pues la población alemana no era consciente a principios del s.XX de que el odio al judío y a todo el no perteneciente a su raza acabaría dando lugar a lo que todos conocemos.

David Cotilla Vaca. Profesor de Enseñanzas Secundarias. Lengua Castellana y Literatura

 

rebelion.org

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

3 comentarios

  1. LIBERTAD, VERDAD, DEMOCRACIA.

    El fascismo –(((así como otros sucedáneos, o sinónimos, o derivados, etc.)))– se imponen en una sociedad o población cuando ésta está infectada en la mayoría de sus habitantes de UNA SERIE DE DISVALORES HUMANOS Y ANTIHUMANOS tales como: LA ESTUPIDEZ, LA INCULTURA, EL BAJO NIVEL INTELECTUAL, EL BAJO NIVEL EDUCATIVO, LA FALTA DE ÉTICA GENERALIZADA, EL MIEDO Y ODIO A LA LIBERTAD, ETC., ETC., ETC., ETC.

    En esta horrible y corruptísima España no es de extrañar que ESTE CRIMEN Y GENOCIDIO, Y TERRORISMO ESTATALISTA DE ESTADO QUE ES EL FASCISMO (y sus etcéteras), se esté abriendo instaurando en los comportamientos, costumbres, normas, leyes, instituciones «públicas», imaginario de esos pobres analfabetos descerebrados y megacriminales cobardes, etc., etc., etc.

    Recordemos que de esta horrible y corruptísima España borbónica, etc., ya se han largado cientos de miles de sus habitantes que, ¡¡¡¡¡¡OH, «CASUALIDAD»!!!!!! generalmente (en más de un 90% de los casos) son aquellos que al menos han estudiado algún tipo de carrera universitaria y/o tienen algún trabajo cualificado intectual, científicamente, etc.

    Aqui, en esta horrible y corruptísima España de DICHOS DISVALORES, va quedando la «salvación» genocida, terrorista, etc. que tanto quieren instaurar los fascistas y sus muchos sinónimos y etcéteras.

  2. «Entonces, ¿de qué sirve decir la verdad sobre el fascismo que se condena si no se dice nada contra el capitalismo que lo origina? Una verdad de este género no reporta ninguna utilidad práctica.

    Estar contra el fascismo sin estar contra el capitalismo, rebelarse contra la barbarie que nace de la barbarie, equivale a reclamar una parte del ternero y oponerse a sacrificarlo.» Bertold Brecht

    http://alacontraradio.blogspot.com

  3. El fascismo es un término que se usa lo mismo para un roto que para un descosido. Y la mayoría de las veces de manera inconsciente no se sabe ni qué diablos se pretende decir con él.

    El fascismo no es más que una defensa radical de la lógica dominadora del capital. Es la aplanadora que necesita el capital para imponerse de manera más brutal y descarada. pero si no se sabe qué es el capital y cómo actúa, lo de llamar fascista a alguien es sólo un tic que se queda en el aire sin más consecuencias.

    El nacionalcatolicismo franquista fue mucho más brutal y criminal que el fascismo italiano. Por cada muerto de las hordas musolinianas el falangismo católico hispánico produjo más de diez mil asesinados. No habría que olvidar nunca esa radical historia de nuestro fascismo hispánico.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: