Culebrón patético o de cómo Errejón se niega a besar a Pablo mientras los anticapi observan tras la ventana

Un nuevo capítulo en la lucha por el poder que se vive en Podemos. En las últimas horas se ha recrudecido con sus dirigentes echando cada vez más leña al fuego y acusándose mutuamente de sembrar división. Esta vez se enzarzaron la diputada Irene Montero, del sector pablista, y la concejal en Madrid Rita Maestre, cercana a Iñigo Errejón. Montero culpó al número dos de dañar la imagen de Pablo Iglesias, mientras que Maestre denunció los “castigos” impuestos a los cercanos a Errejón.

Están siendo unas jornadas muy complicadas para la formación morada, que ve como día a día aumentan la tensión y el tono de las discusiones entre las dos principales corrientes. Los que creían que el transversalismo y el 2.0 estaba vacunado contra las luchas del poder y el cainismo más despiadado, se equivocaron. ¿El 15 M se está suicidando?

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email