CUBA. Relaciones con China (y Rusia) a todo tren

La economía de Cuba ha logrado un hito histórico: por primera vez desde la década de 1970 se pusieron nuevos trenes al servicio de la población. Las autoridades del país esperan desarrollar durante los próximos diez años un programa a gran escala para la renovación del sistema ferroviario de la isla, con la ayuda de Rusia y China.

En mayo del 2019, La Habana recibió 80 nuevos vagones de trenes hechos en China que ya sirven a la población. Otros 80 vagones serán entregados a la isla el próximo año, comunica el portal estatal Cubadebate. Los nuevos vagones se dividen en primera clase, que tiene instalado un sistema de aire acondicionado, y segunda clase.

Además, Cuba ha firmado un acuerdo con Rusia para modernizar sus ferrocarriles por un valor de casi 1.000 millones de dólares, aunque aún no se han revelado los detalles. En el 2017, la corporación estatal Russian Railways (RZD, por sus siglas en ruso) dijo a Reuters que también estaba negociando la instalación de una conexión ferroviaria de alta velocidad entre La Habana y el balneario de Varadero

.

Los datos de la oficina de estadísticas muestran que en el 2018 los trenes transportaron 6,1 millones de pasajeros. El Gobierno cubano pretende modernizar completamente el sistema ferroviario para 2030.

El sistema ferroviario cubano es uno de los más antiguos del mundo. Su primer tramo fue lanzado en la década de 1830, por lo que contó también con el primer tren de Iberoamérica. A pesar del embargo comercial de los Estados Unidos, Cuba avanza, gracias a acuerdos como estos con Rusia y China, en la mejora de su red de transportes.

Fuente: sputnik news

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

2 comentarios

  1. Ojalá que despegue… y deje atrás tantas lacras… su maravilloso pueblo se lo merece. Viva el internacionalismo solidario

  2. Me parece estupenda la renovación de los trenes en Cuba. Esto es progreso de verdad. Sin embargo, no entiendo lo de la división en zonas de primera y segunda clase. Creo que no debe haber clases, como no sea la obrera claro, y menos en un transporte para el pueblo, o sea para todos y todas.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: