Vista general del "Circo de la democracia española"

Con una fórmula o con otra, hasta los “payasos” del Circo de la “democracia” más rupturistas han pasado por el aro

Participar en el Circo de la “democracia” española”, en eso que llaman Congreso o Parlamento, implica aceptar todas y cada una de las reglas de juego exigidas por el régimen del 1939, ese que algunos todavía se empeñan en ubicar en 1978.

Hoy, por ejemplo, tocaba acatar la oprobiosa Constitución española, esa que fue redactada por los conocidos “7 magníficos” y que de manera deliberada ignoraron por completo a la ciudadanía, pues para nada hubo debate sobre el texto y, por supuesto, ninguna posibilidad de cambiarle ni una sola coma. La Carta Magna española, que fue una imposición en toda regla, se escribió para que el franquismo siguiera vivo y coleando, para que el nudo dejado “atado y bien atado” por Franco no pudiera ser soltado .

Pues bien, hoy todos los “payasos” y “payasas” del Circo de la “democracia”, incluso los más rupturistas, han pasado por el aro, o, si lo prefieren, han acatado dicha Constitución.

Los diputados de Esquerra Republicana han utilizado la fórmula «por la libertad de las presas políticas y hasta la constitución de la República Catalana, por imperativo legal». Los de JxCat han prometido, también por imperativo legal, «con lealtad al mandato democrático del 1 de octubre y al pueblo catalán por la libertad de los presos y exiliados» (por cierto, este mandato lo vulneran de manera sistemática, tanto JxCat como ERC). Los de la CUP la han acatado «con lealtad primera y última a la soberanía del pueblo catalán y por imperativo legal». Los de EH Bildu han hecho referencia a «la Republica Vasca», a una «Navarra soberana» y a una «Euskal Herria libre».

Otros Diputados de lo han hecho «por las trece rosas» (Gerardo Pisarello), «por un país verde y donde todo el mundo tenga derecho en la vivienda» (Laura Campos) o «por un país donde el amor gane el odio» (Joan Mena, Mar García e Ismael Cortés). Los de Unidas Podemos lo han hecho «por la democracia y los derechos sociales».

Parece ser que la derecha más rancia ha protestado de manera contundente por estos acatamientos tan variopintos pero que, en la práctica se traducen a lo mismo: acatar y legitimar al régimen de 1939 vestido con el mismo traje que fue planchado en 1978.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email