Con Catalá presente, Torrent ha denunciado la existencia de presos políticos; la cúpula judicial española en Catalunya ha abandonado la sala

La lucha del independentismo con el Estado ha quedado manifiesta hace unas horas —ayer viernes— durante la festividad de San Raimundo de Peñaflor. Este acto ha reunido al president del Parlament, Roger Torrent, al ministro de Justicia, Rafael Catalá, y al colegio de abogados.

En su intervención, Torrent ha denunciado sin ambages la existencia de presos políticos, así como el indudable retroceso sufrido por las libertades y los derechos fundamentales en el Estado español.

Con su encendida intervención, Torrent ha provocado el aplauso de muchos de los colegiados pero, como cabía esperar, dada la cantidad de reaccionarios presentes, también el abandono de la sala del presidente del TSJC, Jesús María Barrientos, el fiscal jefe de Catalunya, Francisco Bañeres, la fiscal Cabeza de Baecelona, Concepción Talón, el ex decano del Colegio y padre de la catual decana, Eugeni Gay, el presidente de la Audiencia, Antonio Recio, y algunas personas del público, entre ellos colegiados y familiares. Los irrespetuosos mencionados no han tenido la cortesía ni las agallas suficientes agallas para escuchar las verdades como puños pronunciadas por Roger Torrent, y han vuelto a la sala cuando el president del parlament ha concluido su intervención.

Nunca se había presenciado en un acto semejante tamaña carga de reivindicaciones y protestas.

“La ciudadanía y las instituciones observamos con preocupación la crisis del Estado de Derecho”. El president del Parlament ha señalado en su denuncia dos cuestiones esenciales como son la separación de poderes y la garantía de derechos fundamentales.

En apenas 8 minutos, Torrent ha desgranado denuncias concretas como la que ayer hizo el catedrático de derecho constitucional Javier Pérez Royo , alertando de una “regresión a una situación predemocrática”, o la que también ayer hacía Amnistía internacional sobre vulneraciones de derechos fundamentales; se ha referido a “debilidades y carencias en relación a la separación de poderes” señaladas por colectivos y asociaciones de jueces en los últimos años. Torrent ha hecho alusión a las sucesivas denuncias de los informes GRECO de la CE y las conversaciones grabadas entre responsables políticos hablando de “cómo se ponían y se quitaban fiscales y jueces”, así como las declaraciones de ministros españoles adelantándose a las decisiones judiciales. También ha recordado a todos los presentes la editorial del New York Times en 2015 que denunciaba el “retroceso a tiempos del franquismo”, en referencia a la Ley Mordaza, que ha permitido condenas a titiriteros y cantantes de rap.

Torrent ha asegurado y denunciado que “Esta regresión de derechos y libertades fundamentales se ha observado con especial intensidad en Cataluña: los últimos meses se han producido vulneraciones graves en los derechos de libertad de expresión, de manifestación, de reunión, del secreto de comunicaciones, del derecho a la intimidad y del derecho a la defensa”.

Y como no podía ser de otra manera, también se ha referido a las vulneraciones graves de derechos políticos fundamentales, lo que ha impedido materializar la voluntad expresada de manera mayoritaria en las urnas por los ciudadanos, ya que los tribunales, a instancias del poder ejecutivo, lo ha impedido.

Tampoco ha escatimado esfuerzos para decir que “Hay que denunciar la existencia de presos políticos acusados ​​ de rebelión y sedición por delitos inexistentes”

Ha sido en este momento, precisamente, cuando se han levantado de sus asientos algunos de los presentes y han comenzado a abandonar la sala en medio de ruidosas protestas, al mismo tiempo que una parte del público aplaudía.

Dado que se ha visto interrumpido, cuando ha podido reanudar su discurso, Torrent ha subrayado que “Es necesario que los profesionales del derecho asuman, como nos consta que hacen, la gravedad del momento que vivimos”.

El acto ha estado impregnado de tensión, incluso desde antes de su comienzo. Torrent, por ejemplo, ha llegado un cuarto de hora tarde para evitar la protocolaria imagen del saludo con el ministro de Justicia y el delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo; un gesto del que Catalá se ha percatado.

Como cabía esperar, éste también ha intervenido, pero no ha hecho referencia a las denuncias de Torrent. No obstante, al finalizar el acto y en declaraciones a los periodistas, ha mostrado su evidente malestar por la osadía del president del Parlament.

Catalá ha explicado que él no ha abandonado su sitio por respeto al Col·legi d’Advocats de BarcelonaICAB— y que en un foro de este tipo “no tocaba” hacer política. Y ha añadido que todos estaban muy “incómodos” porque se estaban haciendo afirmaciones falsas al decir ante jueces, fiscales y abogados que en España no hay Estado de Derecho.

La intervención de Torrent ha sido aplaudida desde las filas independentistas.

 

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

4 comentarios

  1. Asi se habla, muy claro a estos politicos que, se acierran a sus ideas retrogadas del tiempo del franquismo, muy bien dicho , Sr. Torrent que, enteren bien que muchos Catalanes y Españoles no comulgamos con su represion y censura, exigiendoles que sean mas, neutrales en su profesion juridica, y que HAY PRESOS POLITICOS en esta Europa de los “DDHH”. Salud y Republica LIBERTAD PARA LOS PRESOS POLITICOS, victimas de venganza y persecucion politica, por sus ideales. Se lo dice un emigrante que, ve con preocupacion la deriva de esta cada vez mas fustrada DEMOCRACIA en España, viendo como la disfrutamos en algunos paises europeos. Visca Catalunya, Republicana, Libre y democratica.

  2. agapito perez chico

    Con todos mis respetos me pregunto; ¿Desde cuando hay presos polìticos ern la piel de toro? y me respondo: “Que se sepa, desde los Reyes Catòlicos hasta la fecha. Aparte de los presos polìticos catalanes, los hay vascos, catellanos, valencianos, etc., etc. Dedsde la imposiciòn de la ley mordaza, que tenemos que gradecèrsolo al PPSOE, cualquiera puede ser preso polìtico,

    El franquismo nos guste o no, existe, està presente en nuestras vidas y los partidos polìticos lo siguen promocionando.

    LIBERTAD PRESOS POLITCOS DE TODO EL ESTADO ESPAÑOL, Por la III REPUBLICa.-

  3. Un portugués

    Me parece que esos jueces abandonarán Cataluña en cuanto esta logre su independencia en forma de República; así ha ocurrido en otras situaciones históricas donde la fuerza de los pueblos ha sido imparable frente a ejércitos y policías. Cataluya ya dispondrá desde que sea independiente de su propio poder judicial al servicio del pueblo obrero..creo que es cuestión de un poco más de tiempo.. Veamos el ejemplo de la hoy República de Portugal que la monarquía de los borbones no puedieron recuperar.. Obrigado..

  4. Modestamente, creo que el titular no es correcto: no existe la “cúpula judicial catalana” sino la “cúpula judicial española en Catalunya”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*