EDITORIAL. Cómo Informarnos, Podemos, Malí y Colombia

¿Dónde, cuándo y cómo se informan las personas de izquierda? Nos referimos a los que han determinado que dentro del capitalismo no hay rostro humano que valga y que los parches y reformas no nos acercan a la solución. De ser ciertos los datos que se manejan, las webs más visitadas, los programas de televisión más vistos, las emisoras de radio más oídas, obedecen a la lógica (y propiedad) del enemigo de clase. ¿Entonces? Podríamos considerar que la gente con conciencia de clase ha aprendido a leer entre líneas y oír y ver qué se dice en la otra trinchera para sacar sus propias conclusiones. De ser así la realidad, no parece lógico que nos escandalicemos o indignemos por lo que publica El País o El Mundo, por lo que se escucha en la SER o RNE o por lo que se ve en Antena 3 y la Sexta (por cierto, la misma empresa). ¿Qué esperamos de ellos que no sean mentiras para defender sus intereses de clase?

Colombia vive una auténtica tragedia humanitaria. El narco-gobierno alienta a sectores paramilitares que una y otra vez asesinan a campesinos, líderes sociales y trabajadores. El desastre económico se ha acentuado con la Pandemia, y la miseria es la cotidianidad para cientos de miles de personas. El llamado acuerdo de Paz firmado en La Habana por el gobierno y las FARC, en realidad era una trampa para desmovilizar (con entrega de armas y territorios liberados) y asesinar luego a militantes de una de las guerrillas más arraigadas del mundo. Movilizaciones y huelga jalonan una realidad diaria que no trasciende a los grandes emporios mediáticos. La orden es hablar de Maduro, pese a que decenas de miles de venezolanos que fueron a Colombia en busca del paraíso acaban de volver a su país. Se nota demasiado la manipulación.

En Malí hubo un golpe de Estado pero la noticia salió con rapidez de las esquinas de las portadas. Tanto, que no hubo tiempo a recordar que Francia, Alemania y Reino Unido confirmaron que seguirán allí, dicen, combatiendo el «terrorismo internacional» yihadista. Al menos 200 valerosos y bien remunerados soldados españoles también están presentes en el país africano, dicen que para asesorar a los militares (¿golpistas?). Vamos a dar un dato más real de lo que en verdad sucede: Malí es un país rico en oro, litio, petróleo, bauxita… .

Hay una aparente contradicción entre lo que representa Podemos y el acoso mediático que sufre. Es una organización reformista con valores y praxis socialdemócratas (sino de qué iban a poder compartir gobierno, ¿conocen algún país de la UE con ministros revolucionarios?), pero la jauría casposa de la prensa reaccionaria los trata como peligrosos leninistas. Partidos como el PP, con casos de corrupción acumulados como para que pidamos su ilegalización, está indignado con la supuesta caja B, con el pendrive, con la casa de Iglesias y Montero… . La reflexión es si el acoso y linchamiento va a ocurrir de todos modos porqué no aprovechar y ser de izquierdas de verdad.

 

Ilustra el EDITORIAL una pintura del artista colombiano Alejandro Obregón.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: