Colombia. Paramilitares copan zonas dejadas por la guerrilla

PELIGRO PARA COLOMBIA: Los campesinos afirman que hoy es un problema local, pero será un Problema Nacional muy pronto.
Organizaciones sociales en Colombia denunciaron las amenazas de paramilitares, que se apoderan de los espacios dejados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP) en su paso hacia las zonas veredales.

«Hombres armados con insignias de águilas, intimidan a campesinos en cercanías a zona Veredal de concentración de las FARC», alertó en un comunicado la organización social Voces de Paz, integrante del mecanismo tripartito de verificación de los acuerdos entre el grupo insurgente y el Gobierno de Colombia.

Por su parte, el movimiento Marcha Patriótica denunció que los campesinos fueron obligados por los paramilitares a desplazarse hacia el casco urbano de Colombia por amenazas de muerte.

En el documento, hay testimonios de los pobladores de esta zona rural.

María Carvajal, líder de la Asociación Campesina del Catatumbo (ASCAMCAT), aseguró que los campesinos están “con mucho miedo y no quieren repetir lo que se vivió en 1999 porque fueron miles de personas muertas, desaparecidas y desplazadas” a manos de la violencia paramilitar».

Según medios colombianos, los campesinos en el sector de Matecoco, zona rural de Tibú, en Norte de Santander, detuvieron la marcha de uno de los frentes de las FARC-EP y exigieron la presencia de las Naciones Unidas (ONU) para denunciar el riesgo que representa la presencia paramilitar en la zona.

Por su parte, la Oficina de la ONU en Colombia informó que una delegación de alto nivel de viaja a la zona para reactivar la marcha de unos 200 integrantes de las FARC-EP hacia el punto de desarme en Caño Indio.

“La Misión de las Naciones Unidas está preocupada por estos acontecimientos y ha tomado la decisión de enviar al lugar una delegación de alto nivel de su Sede de Bogotá para ayudar a la continuación de este importante movimiento”, indicó la Misión la ONU en Colombia por medio de un comunicado difundido este sábado.

Al respecto, el director de la Fundación Progresar, Wilfredo Cañizares, denunció este sábado el «clima de miedo e intimidación» por parte de estos grupos paramilitares a comunidades campesinas.

Asimismo, se preguntó cómo hizo este grupo armado con uniformes militares para llegar a las zonas donde se encuentra las FARC-EP, que se supone debe tener amplia presencia de las fuerzas de seguridad colombianas.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: