COLOMBIA. Mies de maestros en huelga se manifiestan por todo el país

La manifestación fue convocada por la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode) y pese a la lluvia que se extendió por casi toda la capital los profesores marcharon hasta la céntrica Plaza de Bolívar.

Allí, los asistentes exigieron al Gobierno del presidente Iván Duque mejorar el sistema de salud para los profesores y sus familiares, garantías para ascender y más recursos para el sector, pues de no ser así opinan que se «agravará la ya crítica problemática» de la educación pública.

Además, los profesores rechazaron el PND 2018-2022 que el Gobierno radicó el pasado 6 de febrero en el Congreso y que hará énfasis en educación, empleo, medioambiente, seguridad, equidad y emprendimiento.

«Hoy se discute en el Congreso el Plan y el Gobierno no quiere incluir un artículo en el cual se exige un tema, que es la financiación de la educación. Hoy se requieren mayores recursos para que tengan condiciones dignas nuestros jóvenes y niños», dijo a Efe el presidente de Fecode, Nelson Alarcón.

La manifestación en Bogotá, la más concurrida del país, se inició en horas de la mañana y tanto profesores como algunos estudiantes caminaron acompañados de carteles con mensajes en apoyo a la educación pública, así como de sindicatos y colegios.

«Más educación, menos corrupción» y «Al profesor se respeta, carajo» se leían en sendas carteleras que algunos de los asistentes sostuvieron en el segundo día de paro, que se inició este martes en todo el país.

Durante la primera jornada de paro, Fecode realizó «asambleas informativas» en instituciones de todo el país para explicar a los profesores las peticiones del sindicato al Gobierno.

Hasta la capital se desplazaron delegaciones de los departamentos de Putumayo, Valle del Cauca, Caldas y Boyacá, así como de varios municipios aledaños a Bogotá, entre otros.

La presidenta de la Asociación de Educadores del Putumayo, Julieta Alexandra Salcedo Canchala, dijo a Efe que es difícil la situación de la educación en su departamento y agregó que también marchan por la «libertad de cátedra: queremos que el Gobierno nos respete nuestra autonomía en las instituciones educativas».

Asimismo, Alarcón advirtió que si el Gobierno no cumple con los pactos los profesores se volcarán a las calles porque consideran que son su «eje fundamental y primordial».

«Si el Gobierno Nacional no tiene voluntad política, los maestros de Colombia prontamente y nuevamente estaremos en las calles de Colombia», sentenció.

Entre tanto, el Ministerio de Educación señaló en su cuenta de Twitter que con el PND el Gobierno busca «fortalecer las 61 instituciones públicas en educación superior» y aumentar su cobertura de 53 % a un 60 %.

De igual forma, la cartera detalló que se prevé duplicar la inversión pública y privada en ciencia y tecnología a 1,5 % del PIB y llegar a dos millones de niños con educación inicial.

Previo a las manifestaciones, la ministra de Educación, María Victoria Angulo, afirmó ayer que el Gobierno ha tenido más de 35 reuniones con los profesores en los últimos siete meses y se ha cumplido con acuerdos relacionados con bonificaciones salariales y evaluación docente.

De igual manera, en otras regiones del país el magisterio salió a las calles, tal como ocurrió en Amazonas, donde los profesores se manifestaron «por una educación que nos enseñe a pensar, no a obedecer».

Asimismo, un puñado de profesores copó parte de una avenida principal de Villavicencio con carteleras y banderas de Colombia, mientras que en el archipiélago de San Andrés bajo un sol potente pidieron: «Pueblo, escucha, también es tu lucha».

Este es el segundo paro que lleva a cabo Fecode este año, pues el pasado 14 de febrero realizó otro porque considera que la prestación del servicio de salud y asistencia para los maestros y sus familias es «pésima».

El Gobierno colombiano y los estudiantes firmaron en diciembre pasado un acuerdo para poner fin a más de dos meses de protestas que incluye una inversión de 4,5 billones de pesos (unos 1.448 millones de dólares de hoy) en las universidades públicas durante los próximos cuatro años.

Las movilizaciones de estudiantes comenzaron el pasado 11 de octubre para exigir al Gobierno 3,2 billones de pesos (unos 1.033 millones de dólares de hoy) para garantizar el funcionamiento de dichas entidades.

Además, los jóvenes piden 15 billones de pesos (unos 4.842 millones de dólares) para inversión en infraestructura y para saldar «la deuda histórica» que aseguran tiene el país con las universidades.

 

wradio

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar