COLOMBIA. El siniestro cachorro de Uribe (Iván Duque) ya ha comenzado a incumplir sus promesas electorales

No ha llegado ni al mes como presidente de Colombia e Iván Duque ya comienza a incumplir las promesas realizadas durante la campaña electoral. Una de ellas fue que no subiría los impuestos.
Pero su ministro de Hacienda acaba de anunciar un aumento de los mismos a la clase popular, a la vez que les serán bajados a las grandes empresas con el viejo, eterno y mentiroso cuento de reactivar la economía.

Conocedores del tema aseguran que este anuncio no es más que una escalada de impuestos a los pobres, ellos están conscientes de que esta es la directriz del Banco Mundial (BM) que se debe seguir.

Para los colombianos y las colombianas de a pie además de ser un golpe bajo en sus famélicos ingresos, es el engaño de un presidente al que más de 10 millones de colombianos le depositaron su confianza.

Esta es la constante, no sólo en Colombia, sino en todo el mundo: votar contra sí mismo a favor de los verdugos.

Además, los mencionados conocedores del tema señalan que la cosa podría ponerse peor en materia económica pues creen que el Gobierno de Iván Duque no hará el aumento justo a los empleados del salario mínimo para el año 2019 en Colombia.

Y esto es el inicio de Iván Duque. ¿Qué no hará de aquí al final del mandato contra el pueblo esta marioneta manejada por el paramilitar y narcotraficante Álvaro Uribe?

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. Supongo que los 10 millones de votantes que le apoyaron serán todos muy opulentos y estarán contentos con las medidas.
    O el proceso electoral fue un fraude o no nos cansamos de que nos engañen.
    Ahora, a apechugar con las consecuencias.

    I imagine that the 10 million voters who supported him will be very affluent and will be very happy with his policies.
    Either the electoral process was a fraud or we don’t get tired of being deceived.
    Now, it’s time to put up with the consequences.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: