COLOMBIA. Comienza paro magisterial en todo el país contra el incumplimiento del Gobierno

Por razones obvias, al ultraderechista Gobierno colombiano de Juan Manuel Santos le cuesta llegar a acuerdos con los movimientos sociales, pero cuando llega a alguno aún le cuesta más cumplirlos. Ejemplo supremo e indiscutible es el proceso de Paz, incumplido en su mayor parte. Lo mismo ha sucedido con los trabajadores de la educación.

Es por eso que la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode) protagonizará hoy un paro nacional en rechazo a incumplimientos de acuerdos con el sector por parte del gobierno.

Dentro del programa de la movilización se anunciaron marchas simultáneas en Bogotá y en otras ciudades del territorio nacional, como Cali, Medellín, Montería, Neiva y Bucaramanga.

Alegó Fecode que se ha incumplido lo acordado tras el cese de actividades de mediados del pasado año, que se extendió por casi mes y medio. La ministra de Educación de Colombia, Yaneth Giha, discrepó del criterio de los docentes y les pidió reconsiderar la decisión planteada por considerar que afectará a unos ocho millones de estudiantes.

Sin embargo, Carlos Rivas, presidente de Fecode, defendió la acción de protesta, tras esgrimir que hay creciente descontento en el gremio por asuntos como la prestación de servicios de salud a los maestros, que califican de calamitosa.

Los profesionales de la educación denunciaron también que algunos programas gubernamentales implementados en el sistema de enseñanza favorecen principalmente a las universidades privadas y limitan en recursos a las universidades públicas.

El magisterio colombiano se queja, además, del deterioro de los planteles educacionales y de la desatención a los llamados riesgos profesionales, sobre todo en departamentos como Antioquia, Caldas, Chocó, Quindío y Risaralda.

En otras zonas del país como Cundinamarca, Amazonas, Guainía, Guaviare, Vaupés, Vichada, Tolima, Meta, Casanare y en esta capital señalan que hay deudas acumuladas con el sector cercanas a los siete mil millones de pesos colombianos, equivalentes a unos dos millones 500 mil dólares.

La jornada de protesta está prevista por 24 horas, pero Fecode no descarta que pueda prolongarse si no son atendidas sus demandas.

Más le valdría al presidente Santos esforzarse en tratar de solucionar los ingentes problemas, que condicionan muy negativamente la vida de la población colombiana, en vez de lamerle las botas al imperialismo yanqui en su rastreo papel de lacayo contra Venezuela Bolivariana.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: