Cifras de una represión que no encaja en un país que se jacta de ser paladín de la democracia y los DDHH

El miedo a que se repitan las movilizaciones provoca un goteo de citaciones y detenciones por parte de los Mossos, Guardia Civil y Policía Nacional española.

 

Barcelona tras conocerse el resultado de la sentencia

 

Los datos de la represión:
211 personas citadas por movilizaciones del Tsunami Democrático el 11 y 13 de noviembre en el norte del país: (durante los últimos días), algunas de ellas han dicho públicamente que no irán.
A las 12 personas imputadas en Perpiñán por el corte en El Pertús se suman las citaciones del juzgado número 3 de Girona que ha citado a declarar 61 personas y el juzgado 4 de Figueres, que mantiene la causa bajo secreto de sumario, ya ha citado 138.

Movilizaciones post sentencia
Durante aquellos días más de 240 personas fueron detenidas, 30 puestas en prisión preventiva 8 de las que siguen encarceladas y / o han sido deportadas.
A estas se suman nuevas imputaciones, en este caso 92 por cortes en la C17 en Granollers y la N340 a tierras del Ebro, y una decena de detenciones más (ayer 1 en Tarragona por parte PN y 1 otra en Barcelona por parte de los Mossos), o 3 citadas en Girona por los cortes del AVE que se han negado a asistir a la citación, como ya han hecho una decena de personas más en los diversos procesos judiciales. Además de citaciones en Reus, Mataró y otros municipios por diversas movilizaciones antirepresivas, etc.
En definitiva un total de 350 personas que se suman a las 240 de Tsunami Democrático. Haciendo un total de cerca de 600 personas represaliadas sólo en los últimos 6 meses fruto de las operaciones coordinadas de Mossos, Guardia Civil y Policía Nacional española. Estas se suman a los cientos de imputaciones por movilizaciones precedentes como las diversas huelgas generales, las movilizaciones contra la visita de la monarquía española o del último Consejo de Ministros español celebrado en Barcelona.

 

Movilizados en el aeropuerto tras conocerse la sentencia

 

Como ya hemos manifestado en anteriores comunicados nos reafirmamos en lo siguiente: Extrema diligencia versus abrumadora pasividad
Las cifras expuestas, más allá de llamar la atención por el gran número de personas citadas, y de medios y recursos públicos empleados, pone de nuevo en evidencia la clamorosa diferencia de actuación cuando se trata de reprimir movilizaciones independentistas o, por el contrario, acciones con violencia contra las personas de los grupos unionistas y fascistas españoles. De la obsesión de enjuiciar hasta el extremo a la pasividad, o complicidad, frente el fascismo organizado.

El porqué de la escalada represiva
Un aumento de la intensidad represiva de estas proporciones sólo encuentra la explicación en el incremento del nivel de protesta que ha sido capaz de generar suficiente inquietud en el establishment español. No preocupa tanto que seamos más o menos gente, a menudo cientos de miles, los que nos manifestamos periódicamente como en las diferentes Jornadas Nacionales, sino que impulsen movilizaciones diferentes a las tradicionales y que sean capaces de alterar de manera efectiva y sostenida en el tiempo la paz impuesta por la fuerza, esa paz que no es más que la resignación de los temerosos ante la injusticia y la falta de libertades.

Desde Alerta Solidaria nos felicitamos por el nivel de respuesta conseguida ante estas olas de citaciones y sobre todo por la utilidad que aportan al fortalecimiento del músculo organizativo, de las estructuras nacionales antirepresivas como la nuestra, y de las locales y comarcales varias de todo el territorio. Seguimos en el camino de no dejar a nadie solo y de tejer día a día más red, más capacidad de respuesta y más movilización.

Sin miedo, día tras día, hasta la libertad!

 

(Información facilitada por Alerta Solidaria)

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email