CHINA construirá, desde hace unos días al próximo lunes, un hospital para atender a 1.000 enfermos de coronavirus

La construcción se llevará a cabo en tiempo récord (en 10 días; está previsto que el próximo lunes esté finalizada). Por eso las obras ya han comenzado de manera vertiginosa en la ciudad de Wuhan, centro de China, donde tuvo su origen el coronavirus. El hospital contará con 1.000 camas con el propósito de atender a los infectados.

A día de hoy, una treintena de excavadoras mecánicas se encuentran removiendo la tierra del lugar, donde los edificios prefabricados ya están siendo levantados en torno a un complejo vacacional situado en las afueras, en unos jardines junto a un lago.

 

 

Paralelamente, los hospitales y farmacias de la ciudad pidieron donaciones de equipos de protección como máscaras y trajes especiales, ya que los suministros empezaron a escasear. Hasta el día de ayer (jueves), había 830 casos confirmados y 26 personas habían muerto, según la Comisión Nacional de Salud.

Wuhan cuenta con 11 millones de habitantes, y su vecina, Huanggang, con unos 7 millones. Ambas quedaron prácticamente aisladas. Además, China intensificó las medidas suspendiendo el transporte público en 10 ciudades y cerrando templos en medio de la celebración del Año Nuevo Lunar e, incluso, de la Ciudad Prohibida y parte de la Gran Muralla. En concordancia, el parque temático Shanghai Disneyland permanecerá sin actividades hasta nuevo aviso.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el jueves el nuevo coronavirus como una emergencia para China, pero no llegó a declarar una epidemia de interés internacional. Sin embargo, el virus ha sido detectado en Tailandia, Vietnam, Singapur, Japón, Corea del Sur, Taiwán y Estados Unidos.

Cabe recordar que cree que el virus se originó en un mercado que comercializaba animales salvajes de manera ilegal. Las investigaciones preliminares sugieren que se transmitió a los humanos a través de serpientes.

Fuera del epicentro de China, se han producido hasta el momento dos muertes. Una de ellas falleció en Heilongjiang, provincia limítrofe con Rusia, a más de 1800 kilómetros en línea recta desde Wuhan. La otra en Corea del Sur. Al parecer, esté último fallecido había viajado por cuestiones de trabajo a Wuhan.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email