Caso Garzón, el juez progre contra la izquierda

El Tribunal Europeo de los Derechos Humanos de Estrasburgo condenó a España en el año 2004 por haber violado el artículo número 2 de la Convención contra la Tortura por el hecho de haberse negado a investigar las denuncias por malos tratos, a pesar de las denuncias existentes. Unos años atrás se había ejecutado la Operación Garzón por la que hubo decenas de detenciones con torturas incluidas.  El exjuez ha reconocido muchos años después que «en aquellos tiempos» las denuncias de torturas no se investigaban lo suficiente.

En el año 2009, el tal juez Garzón de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, procesó al ex portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi, al ex secretario general de LAB Rafa Díez Usabiaga, Sonia Jacinto; Miren Zabaleta, Patxi Zabaleta; y Arkaitz Rodríguez  por intentar reconstruir la formación ilegalizada a través del grupo «Bateragune». (Volver), Se dijo que era por un delito de pertenencia a banda armada pero​ el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó que no fue justo y que careció de imparcialidad.

Por cosas como estas, y con los sabedores del GAL de por medio, no se podía esperar otra cosa que Don Baltasar Garzón diera el salto a la política patria. El PSOE de Felipe González era su sitio natural y ahí fue el magistrado, como número 2 por Madrid, detrás del mega lider. Sus ambiciones de ser ministro de Justicia no fraguaron y dio un paso al costado pero quedándose -pese al curriculum demoledor que ostentaba- como un personaje progre, un «centro-izquierdista» como tantos que pululan por la geografía patria. Su acercamiento al partido que fundara Llamazares es su última (de momento) etapa de la trayectoria política del magistrado.

En las últimas horas, la Sala Segunda del Tribunal Supremo (Garzón era juez y Rubalcaba ministro de Justicia) ha estimado este viernes los recursos de revisión interpuestos por la defensa de Otegi, Rafael Díez Usabiaga, Arkaitz Rodríguez Torres, Sonia Jacinto Garcia y Miren Zabaleta Tellería y ha anulado la sentencia de 7 de mayo de 2012 que les condenó a penas de entre seis años y seis años y medio de prisión. El tribunal afirma que al haberse declarado por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) que la sentencia de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional vulneró el artículo 6.1 del Convenio Europeo -falta de imparcialidad del tribunal-, ese fallo constituye título suficiente para autorizar primero la interposición del recurso de revisión y para ahora estimarlo, al amparo de lo dispuesto en el artículo 954 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Hoy, EH Bildu, sostiene con sus votos el gobierno del PSOE y sus aliados de UP, y reza para que con el PSE y Podemos hagan lo propio en la CAV. Los tiempos cambian y las organizaciones políticas más. Por cierto, Garzón podría ser llegado el acuerdo, un buen lehendakari Progre de toda la vida ya es.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar