CARLOS AZNÁREZ entrevista a Pablo Hasél

En el programa radial de Resumen Latinoamericano hablamos esta semana de un tema, que encaramos habitualmente, que es la situación que se vive en el Estado español, y sobre todo en de sus algunas zonas, de persecución a los militantes, luchadores y, también, a quienes desde la música, desde el rap, se manifiestan contra el sistema capitalista y monárquico que impera allí. Uno de ellos es el catalán Pablo Hasel, ustedes lo conocen porque muy habitualmente pasamos su música y sus opiniones a través de ella. En estos días se ha conocido un fallo de los tribunales españoles, continuistas del franquismo, donde lo condenan a una pena que lo puede llevar a prisión entre 9 meses y más de dos años. Se lo acusa muy livianamente de «enaltecimiento del terrorismo» y, sobre todo, de haber hecho un tema contra el Borbón, el Rey Juan Carlos, ese mismo personaje corrupto, holgazán, que ha recibido mil denuncias pero está protegido por la impunidad que su misma corona ha creado.

-Pablo, ¿qué es lo que significa esta condena, cuál es la acusación concreta?

-Primero de todo, gracias por la solidaridad. Explicar que, aparte de lo que has relatado, también se me acusa de injurias a las Fuerzas de Seguridad de Estado cuando realmente no son injurias porque lo que yo cuento, igual que sobre la monarquía o sobre los presos políticos antifascistas, está sobradamente probado. A mí se me acusa de injurias a las Fuerzas de Seguridad porque he denunciado que han torturado y que han asesinado y que lo siguen haciendo, cosas que hasta el Tribunal Europeo, nada sospechoso de ser revolucionario, también ha condenado al Estado español por no investigar torturas en repetidas ocasiones. Es decir, se me está condenando literalmente por contar la realidad, esto va más allá de los delitos de opinión porque lo mío no es una opinión, lo mío está probado por numerosos documentos audiovisuales, etc, etc.
Como me decías también, esto supone que se me puede sumar a mis antecedentes penales, también por hacer canciones, a otras condenas que ando esperando por luchas más allá de la música revolucionaria. Y aunque no se me sumara, esta condena, que no sólo es de nueve meses de prisión, sino también agrega una pena-multa que en total suma junto a esos nueve meses, 2 años y 3 meses de prisión. Es elevadísima esta multa y no sólo no tengo dinero para pagarla, sino que además, aunque lo tuviera, no la pagaría como acto de desobediencia ante una clara injusticia.

-O sea, estás dispuesto a ir a la cárcel. Alguna vez has dicho que la cárcel también es un puesto de lucha, ¿lo sentís así?

-Sí, lo tengo clarísimo, llevo tiempo mentalizado, siendo consciente de que como en este Estado no existen las libertades más fundamentales, las libertades políticas mínimamente democráticas, incluso en términos burgueses, pues tengo asumido que tarde o temprano me van a encarcelar, como a otros tantos militantes como has explicado en la introducción.
Tengo claro que la cárcel es otra trinchera desde la que poder luchar porque yo mismo, así como otros tantos compañeros y compañeras, empezamos a luchar inspirados también por el ejemplo de muchos presos políticos. Me acuerdo que leía, y leo también, las cartas analizando la realidad y, sobre todo, dando ejemplo de resistencia. A mi, leer a los presos políticos me animaba a luchar, conocer su ejemplo me hizo también conocer otras tantas injusticias que ellos denunciaban y denuncian. Por eso, tuve claro desde el principio que la cárcel es otro sitio desde el que se puede aportar muchísimo a la lucha.

-A propósito de la música que haces, ¿tienes claro que estás componiendo y rapando en un momento en el cual hay mucho silencio por parte de gente como vos, de músicos, de artistas? Suena muy fuerte lo tuyo precisamente porque me parece que hay mucha gente que ha bajado el nivel y ha bajado la cabeza.

-Si, totalmente. Por un parte, al vivir en una sociedad terriblemente individualista hace que muchos artistas no quieran involucrarse lo más mínimo en la denuncia de este tipo de injusticias, y por otra parte, por el miedo, por el terror, ante la represión. Es verdad que el Estado ha conseguido que algunas personas como yo, ante la represión no nos dobleguemos sino todo lo contrario, que nos reafirmemos y que tiremos hacia adelante, pero por otra parte, ha conseguido también que los artistas se acobarden y retrocedan, no sólo artistas, sino también organizaciones, etc, etc. Por eso ejercen la represión precisamente, si no sacaran un beneficio con algunas personas o colectivos no la ejercerían. Pero intento quedarme con todas esa parte de colectivos, artistas, que seguimos en la brecha, al pie del cañón y que no claudicamos.

-Los otros días estábamos leyendo una noticia, a propósito de cuando sale tu condena, que estaban investigando una pintada que se había hecho en una televisión de un pueblo catalán pidiendo tu absolución. O sea, el sistema siempre está preocupado más de las pintadas que de la privación de los derechos humanos, es lo que se ve acá también. ¿Cómo lo ves a eso?

-Es su habitual hipocresía insoportable y repugnante, desde su moral burguesa, que incluso califican de violencia unas pintadas denunciando una serie de injusticias criminales, como el caso de Patxi Ruiz y de otros presos políticos vascos o la represión que estoy sufriendo como tantas otras personas. Pero, intentan ocultar las causas, se quedan con el hecho de que se ha pintado una fachada, pero no explican las causas, como si uno por capricho saliera y se fuera a pintar por aburrimiento y no respondiendo a una opresión que es la verdadera violencia. Precisamente, si han perseguido tanto mis canciones es por explicar el sufrimiento, por explicar quienes son los verdaderos terroristas, quienes son los violentos y como toda nuestra resistencia ante su opresión violenta es legítima autodefensa. Como ese tema es bastante tabú entre una gran parte de la llamada izquierda, una izquierda totalmente domesticada, a todos aquellos que vamos más allá de la legalidad burguesa, de la legalidad fascista en el caso del Estado español, nos intentan silenciar por todos los medios.

-¿Qué visión tienes de este momento que estamos sufriendo a nivel global, este confinamiento que más parece un plan? Hay un luchador boliviano que dice que es una «plandemia» para encerrarnos, meternos en nuestras casas, para que, justamente, no salgamos a las calles, ni pintemos paredes, ni protestemos. ¿Cómo lo ves desde tu visión contestataria?

-También creo que puede ser perfectamente un plan porque basta analizar como los grandes capitalistas, la gran oligarquía que domina el mundo, son capaces de absolutamente todo para perpetuar su dominación. Si son capaces de realizar agresiones imperialistas en las que llegan a bombardear colegios, hospitales, etc, de qué no van a ser capaces. Creo que hay que partir de ahí para que cuando nosotros decimos que todo esto puede estar planeado, que es una posibilidad, no nos miren como a locos conspiranoicos, sino que nos basamos lógicamente en analizar la historia de todas las brutalidades y atrocidades que han hecho.
Ahora, en el caso de que no lo hubieran creado, lo que está claro es que lo están aprovechando, como tu señalas, para recortar aún más derechos y libertades si cabe. Como lo están aprovechando para que en medio de una crisis capitalista, que cada vez se está agudizando más, no salgamos a las calles a defender nuestros derechos y libertades. Además, para aumentar el control, Lo más peligroso de todo es que se están encargando de que la propia gente solicite y aplauda ese control, lo han utilizado también para intentar blanquear a los cuerpos represivos garantizando la presencia militar en las calles.
Eso es peligrosísimo porque ellos saben, tanto en el Estado español como en otros tantos Estados capitalistas, que, precisamente por esa crisis capitalista, vienen tiempos de lucha en las calles y lo estamos viendo en muchísimos países, como Chile por ejemplo. Entonces, ellos tienen que blindarse y todo esto está claro que lo están aprovechando para eso. Vimos, como comentaban en un blog revolucionario, el 1° de mayo más vergonzoso tal vez de toda la historia, en el que no hubo en la inmensa mayoría de ciudades ni una triste manifestación. A la vista está que desde luego están sacando tajada de esto.
También, creo que es importante explicar cómo, esos son datos que incluso su prensa imperialista ha reconocido, los más ricos del mundo se han hecho aún más ricos con toda esta «plandemia» y la gran oligarquía del Estado español también se ha enriquecido más, como ellos mismos han contado.

-En América Latina vende mucho el discurso de un Gobierno español a medias entre el PSOE y Podemos. Sobre todo por el partido de Pablo Iglesias, que en Argentina y otros países, tiene una cara progre, ha sabido meter su discursito en varios lados. Me gustaría que, desde allí, desde tu resistencia, desde tu lucha, nos cuentes cómo ves este Gobierno español actual.

-Es un Gobierno que presume de progresista y de izquierdas, pero vemos como lo fundamental, en la inmensa mayoría de cuestiones, se ponen de acuerdo con el resto de partidos de la oligarquía del Régimen. Como han perpetuado la represión, la brutal explotación, como apoyan a la OTAN imperialista, como niegan el derecho democrático a la autodeterminación a los pueblos, como perpetúan el exterminio de presos políticos, ya no sólo su encarcelamiento, sino también la negación incluso de la asistencia médica a presos ancianos gravemente enfermos, empujándolos a la muerte. Es decir, vemos como no hay cambios en el sentido de que también, por ejemplo, dejan intacta a la monarquía, que es otro pilar del Régimen que no tuvo ruptura alguna con el fascismo, etc.
Es un Gobierno que cada vez se está desgastando más porque por mucho que intenten ofrecer pequeñas limosnas para vender que están haciendo algo, a la vista está, y más con el coronavirus y la agudización de la crisis capitalista, que la miseria está aumentando. Las colas del hambre en el Estado español están aumentando, y también los desahucios, etc. Es decir, por más que a golpe de falsos titulares nos quieran vender que están realizando mejoras, la realidad es la que es y se les va a volver en contra.
Lo peligroso es que hay personas, ya no sólo como tu comentas en otros lugares, sino aquí, que como es un Gobierno que se dice de “izquierdas» es como que hay más complejos a la hora de atacarlo y denunciarlo, si las políticas que está impulsando este mismo gobierno las estuviera impulsando uno que abiertamente se reconociera de derechas habría mucha más protesta y luchas en las calles. Ahora vemos como el Gobierno ha anunciado que incluso quiere retrasar aún más la edad de jubilación. Es decir, que siguen cada vez recortando más derechos y libertades en nombre de una socialdemocracia a la que ni siquiera llegan, hasta la socialdemocracia de otros países conceden más reformas o mejoras que este Gobierno, que, desde luego, está totalmente sometido a los intereses de la oligarquía fascista.

-Pablo, muchísimas gracias por la comunicación, toda nuestra solidaridad. Te vamos a despedir poniendo el tema que tanto les duele, el de Los Borbones. Ánimo y ¡arriba los que luchan!, como decimos por aquí.

-Muchas gracias, ¡salud y resistencia!

 

NOTA: Al momento de publicar esta entrevista, llega la noticia que el propio Pablo anunciaba en la misma:

Condenan a Pablo Hasél a dos años y medio de cárcel por agredir al testigo de un juicio.

Se trata de la tercera sentencia que el rapero recibe en diez días en lo que ha calificado como “juicio-farsa”

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar