CARLO FRABETTI. Racó dels cretins

En un artículo reciente (El rincón de los cretinoshttps://lahaine.org/fI98), hablo del mural que el Museo de la Revolución de La Habana dedica a Batista, Bush, Reagan y otros destacados enemigos de Cuba, dándoles las gracias por haber mostrado al mundo, con su brutalidad y su torpeza, el verdadero rostro del imperialismo y de algunas supuestas democracias.

En la misma línea, en el Museu de la República de Catalunya, de próxima creación, debería haber un Racó dels Cretins dedicado a quienes, con sus tropelías y sus estupideces, han contribuido a la toma de conciencia de propios y extraños, allanando así el camino de la independencia.

Tendrá que ser un mural muy alto, para que quepan Felipe y Albiol; pero para no desaprovechar el espacio vertical, Soraya y Aznar podrían ir una encima del otro (ya dijo Newton que había podido ver más lejos que los demás porque se había subido a hombros de gigantes). Y habrá una zona especial dedicada a los portavoces de las distintas mafias políticas, con Méndez y Casado cogidos de la mano.

Impagable la alusión de Casado a Companys para despejar las dudas que aún pudieran albergar algunos sobre la miseria moral del partido en el Gobierno, e igualmente impagable la respuesta de Méndez a Guardiola para poner en evidencia su miseria intelectual. Los exabruptos de Casado se comentan solos, pero la doble estupidez de Méndez merece un nota bene (o dos): dice que Guardiola debería hablar de fútbol y no de política, porque es como si él, Méndez, hablara de física, materia de la que reconoce no tener ni idea. Ahora bien, ¿es admisible que un ministro de Educación y Cultura no tenga ni idea, como él mismo admite con alegre impudicia, de una de las ramas más importantes del saber humano y una de las materias básicas de nuestro sistema educativo? Y por otra parte, ¿está diciendo Méndez que solo los políticos pueden hablar de política porque los demás no tienen ni idea? Porque, en tal caso, ¿qué sentido tienen las elecciones? O dicho de otro modo, ¿qué valor tienen los votos de los millones de personas que no pueden hablar de política porque, al no ser políticos de oficio y beneficio,según Méndez no tienen ni idea? Gracias, barón de Claret, por enseñar su doble plumero de aristócrata disfrazado de demócrata y de ignorante supino con cartera de ministro de Educación y Cultura.

Pero los lugares de honor del mural los ocuparán, obviamente, Rajoy, Sánchez y Rivera, acompañados, a modo de orla, por la jauría policial que atropelló a la población indefensa el 1 de octubre: miles -tal vez millones- de demócratas adormecidos despertaron gracias a ellos y vieron en el camino de la independencia la única salida para abandonar la España de la corrupción y del terrorismo de Estado.

Decía Chesterton que para ser lo suficientemente listo como para hacerse rico, hay que ser lo suficientemente tonto como para creer que vale la pena. Y puesto que los políticos de oficio y beneficio representan la forma más vil de hacerse rico, ello significa que nos gobiernan los más listos y viles de entre los tontos. Y no hay nada tan peligroso como un tonto vil que se pasa de listo. Pero, afortunadamente, los políticos de oficio y beneficio, además de viles listontos, son exhibicionistas, y su propio narcisismo extremo, rayano en la psicopatía, los traiciona. Si fueran más sutiles, más discretos, más comedidos, nos lo pondrían mucho más difícil; pero les puede la arrogancia, la sensación de impunidad, la embriaguez del poder mal adquirido y peor digerido, y hasta los más ingenuos acaban dándose cuenta de su estupidez y su vileza.

Gràcies, cretins.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

8 comentarios

  1. Gracias Carlo, siempre lucilo y aclarandonos las mentes. Un abrazo. Mari.

  2. Carlo Frabettti

    Gracias a ti, Mari. No nos dejan jubilarnos. Un fuerte abrazo.

  3. Desgraciadamente no parece que hasta los más ingenuos se acaban por dar cuenta. Sino veamos como está el mundo con una derechización absoluta y triunfo de las ideas capitalistas, etc. No hay mas que ver los resultados de las recientes elecciones argentinas.

  4. Dimisión ya de un prepotente e ignorante ministro de Heducazión e Incultura.

    Cualquier persona tiene derechos políticos y ello le da posibilidad para poder opinar de las cuestiones sociales como realmente desee. Pero un ministro que sea un anaritmético, un analgebraico y un necio (el que carece de ciencia) y que reconozca que no sabe nada de Física debería estar “suspendido” de empleo y sueldo de por vida. Y no ejerciendo funciones de sargento chusquero mandando callar a otros ciudadanos sobre cuestiones de plena libertad de expresión como debieran ser las que nos atañen a tod@s: las políticas. Demuestra con ello su deseo de ser un aristócrata que por no saber desconoce hasta el sentido etimológico de aristos.

  5. El valor de las elecciones ya lo estamos viendo. Hoy se han pasado el día hablando de las fluctuaciones de la Bolsa (¿de la basura? ¡es lo único que realmente crece en la economía destructiva capitalista!) y de los índices de inversión del IBEX35.

    Se lo debemos a la subversiva Cataluña. Quien quiera que vea, aunque muy pocos realmente lo verán.

    Quienes están ganando pingües beneficios con el Procès son algunos de los grandes especuladores. Las gentes de Georges SOROS, entre los más conocidos, saben muy bien que el voto del personal, el sufragio universal no vale absolutamente nada en una suciedad de explotación pornocapitalista.

    Sólo unos cuantos mafiosos van a sacar miles de millones de los réditos que ya está produciendo esta situación. En río revuelto las ganancias nunca se irán del lado de los pobres pescadores, perdón: quise decir trabajadores.

  6. Carlo Frabettti

    A MIKEL
    No se dan cuenta de todo y continuamente surgen nuevas formas de engaño; pero de vez en cuando a algunos criminales se les cae la máscara. En Italia, por ejemplo, todo el mundo tiene claro, a estas alturas, que Berlusconi es un gángster (otra cosa es que siga teniendo seguidores a pesar de ello, o precisamente por ello).

  7. Sr. Frabetti,
    Siempre leo sus más que inteligentes y sensatos artículos con los que me identifico, tanto aquí como donde sean publicados.
    Este como siempre, brillante!
    La frase de Chesterton y lo que sigue hasta el final del artículo, me “obligan” a darle un chapó extra.:-)
    Saludos
    Miguel

  8. Carlo Frabettti

    GRACIAS, MIGUEL,
    pero el chapó es para Chesterton y para vosotras/os, lectoras/es. Si mis artículos tiene algún interés, es porque escucho lo que dice la gente y recuerdo lo que he leído. Salud

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*