CARLO FRABETTI. La sonrisa de la cachonda

Mental, me apresuro a aclararlo: a pesar de su paradójica afición a posar sexy, sería una intolerable agresión machista llamarla cachonda en el otro sentido del término. Y aunque ver en la adusta Soraya a una cachonda mental pueda parecer aún más disparatado que considerarla una bomba sexual, hay buenas razones para ello. No hay más que observar la semejanza entre su media sonrisa y la de la Gioconda para comprender que estamos ante un trasunto de la enigmática dama renacentista, cuyo serio continente contrasta con el pícaro fruncimiento labial. ¿De qué -de quién-

se ríen la Gioconda y la Cachonda? Se ha especulado mucho sobre la sonrisa de Mona Lisa, pero, en mi opinión, a partir de una premisa errónea, pues, como se desprende de la pregunta anterior, no creo que estemos ante una sonrisa propiamente dicha, sino ante el disimulado esbozo de una risita burlona. ¿Y de qué se ríen solapadamente la aristócrata florentina y la oligarca carpetovetónica? De lo que siempre se han reído aristócratas y oligarcas: del pueblo al que explotan y engañan.

Otro paralelismo icónico semiológicamente significativo: Franco, Mola y Cabanellas ante la rojigualda que acaban de reinstaurar en España; Rajoy, Sánchez y Rivera ante la rojigualda que intentan reinstaurar en Catalunya (en una reciente portada de ABC). Solo miran a cámara, desde el centro de la foto, el caudillo y el caudillejo; pero el paralelismo más significativo es otro: solo sonríen Franco y Rivera, los máximos beneficiarios de sus respectivas infamias.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
A %d blogueros les gusta esto: