Capitalismo es saqueo. Grandes empresas acuden al Estado buscando dinero público que las salven

La nueva realidad económica, con decenas de grandes empresas que dicen ahora tener números deficitarios (cuando ganaban huían con el botín a paraísos fiscales) ha provocado que se hable con naturalidad, incluso en los altos estamentos de Bruselas, de «nacionalizar». Es obvio que no han entrado por obra y gracia del Covid en fase de conclusiones marxistas, sino que han mirado al Estado (al que denigran, del que reniegan, al que quieren pequeño o desaparecido…) para que socorra sus pérdidas. Llaman, sin rubor, al proceso: «nacionalizaciones temporales», esto es, que el Estado aparezca con dinero público los sufrague, les pague las deudas y luego, en un plazo razonable volver a comprarle (a ser posible a un precio módico) las partes o acciones que el Estado haya adquirido. Un doble negocio que excita -¡y de qué manera!- a los grandes emporios. Estos días llaman a la puerta de los poderes ejecutivos, ante el aplauso de sus lobbys con formas de diputados y senadores que pululan por las distintas cámaras.

Debería confirmar cualquier lógica que, si el el Estado se hace con la mayoría del paquete accionarial de una empresa que pide auxilio en forma de millones salvadores, no tuviera que volver a manos privadas que, por si fuera poco, será a manos de amigos, amiguetes y afines que luego eso sí, colocarán en los Consejos de administración respectivos a sus obedientes señorías. La nacionalización a la carta y por un ratito es una forma más de saqueo, de debilitar al Estado. ¿No les parece suficiente lo que hicieron Felipe González, Aznar y cia con decenas de empresas públlicas?¿No lo es tampoco los 60.000 millones dados a la banca?

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
A %d blogueros les gusta esto: