Buckingham será restaurado con US$ 454 millones

LAVADA DE CARA EN TIEMPO DE CRISIS: El Buckingham Palace se prepara para ser restaurado con un costo de 454 millones de dólares en un período que se extenderá durante 10 años. Mientras tanto la población se come toda la crisis: salarios y condiciones mínimas, despidos, jubilaciones canceladas, cierres, recortes, etc, etc

La casa de la Reina Isabel II no se reforma desde el fin de la Segunda Guerra Mundial y necesita obras urgentes de mantenimiento. Sin embargo, este anuncio ha causado polémicas entre los ingleses. El costo estimado es de 369 millones de libras esterlinas (454 millones de dólares). Los trabajos comenzarán en abril de 2017, pero el palacio seguirá operativo y albergará a la reina Isabel y la corte, según anunció la Royal Household, publicó el viernes Daily Mail.

Las obras en el palacio –que cuenta con 775 habitaciones, incluyendo 78 baños y 19 cuartos para las visitas oficiales– serán imponentes e involucrarán el sistema eléctrico, la sustitución de cables, tubos y calderas, que en algunos casos tienen 60 años de antigüedad. Se apunta a mejorar la seguridad para reducir riesgos de incendios o pérdidas de agua.

Algo como 30.000 metros cuadrados de baldosas deberán ser removidos para arreglar los cables y, además, según el deseo del príncipe Carlos, preocupado por el medio ambiente, serán instalados paneles solares. Si las obras van como está planeado, el palacio no necesitará otra renovación hasta 2067, cuando el príncipe William tendrá 85 años (cinco años menos que la actual reina).

Tony Johnstone-Burt, Master de la Queen’s Household, dijo a la BBC que los trabajos fueron asignados a «la mejor relación calidad-precio» entre las empresas que garantizaban intervenir manteniendo el palacio funcionando durante toda la obra. La financiación será garantizada por «un incremento temporal del Sovereign Grant», los fondos recibidos por la realeza cada año. Este aumento debe ser aprobado aún por el Parlamento.

Fuentes del palacio reconocieron que la suma es grande, pero esperan que los ciudadanos acepten pagar por un palacio que simboliza una nación. «Tomamos la responsabilidad que conlleva recibir estos fondos públicos muy seriamente», dijo Tony Johnstone-Burt, el oficial encargado de administrar los asuntos de la familia real. Sin embargo, en el Reino Unido no faltaron algunas polémicas.

«La actitud de la Realeza es siempre la misma: ellos lo usan y nosotros tenemos que pagar», escribió en Twitter el grupo antimonárquico Republic. «Llegó la hora que tomemos de vuelta el palacio para convertirlo en un museo de nivel mundial», prosiguió.

El edificio fue transformado en palacio entre 1825 y 1840 por el ingeniero John Nash. La reina Victoria le agregó un balcón y construyó otra ala para aumentar las habitaciones y las áreas para el ocio. El palacio es visitado por medio millón de personas durante la apertura de verano y por 90.000 durante los eventos oficiales que se desarrollan durante el año.

AL MISMO TIEMPO: LA SITUACION DE LOS TRABAJADORES…

Para muestra alcanza con un solo botón. Los trabajadores del petróleo y del gas del Reino Unido han tenido que luchar para que no descendiera más del 30% su salario. Además debieron aceptar trabajar más tiempo en alta mar. Pasaron de trabajar dos semanas, a tres.

En el resto de las actividades a nivel general los salarios han sido disminuídos, las condiciones de trabajo han empeorado.

El correo nacional cierra sucursales, despide trabajadores y cancelan las pensiones de los trabajadores.

Podemos decir que la desregulación de todo el mercado laboral en el Reino Unido ha sido fundamental para debilitar a los sindicatos y éstos ya no ofrecen las mejores opciones para la defensa de los intereses de los trabajadores. Salvo excepciones de nucleamientos muy fuertes como el ferrocarril u otras excepciones que se pueden contar con los dedos de las manos la situación es muy mala.

Esto demuestra que los trabajadores se sienten impotentes para actuar colectivamente contra prácticas laborales cada vez más comunes como las que llevan a cabo Sports Direct , Deliveroo y Hermes. Algunas empresas ahora obligan a los empleados a hacerse cargo de lo que antes eran responsabilidades del empleador (como la Seguridad Social, pensiones, bajas por enfermedad) y los someten a humillantes condiciones de trabajo y vigilancia.

El sometimiento de la mano de obra por parte de las patronales –bajo los términos de las patronales- no se ha dado de forma voluntaria. Es el resultado del debilitamiento del poder la masa trabajadora. El trabajo de los sindicatos es básicamente regular el suministro de la fuerza de trabajo para elevar su valor (expresado en salario y condiciones de trabajo).

Una forma de hacerlo es negándose a trabajar, o al menos amenazar con ello. Pero como demuestra una reciente investigación del Congreso Sindical, desde 2007 los salarios han caído en Gran Bretaña más que en cualquier otro país de los 28 que integran la OCDE, excepto Grecia. Claramente, los sindicatos británicos no están haciendo bien su trabajo. O mejor dicho no pueden.

 

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: