Breve puntualización a unas palabras de Jose Mari Esparza Zabalegi

Para quien no conozca a Jose Mari Esparza Zabalegi, decir que es escritor y dirigió la editorial Txalaparta. Colabora con sus artículos, además, con el diario Naiz-Gara.

Precisamente, éste diario publicó hace unos días (el pasado 6 de junio) un texto de su autoría que, titulado Paso corto, mirada larga, se refiere a las pasadas elecciones y al, según su criterio, muy buen resultado cosechado por la coalición liderada por Arnaldo Otegi.

No es el propósito de estas palabras hacer una exhaustiva crítica a dicho artículo; tan sólo una puntualización a un párrafo del mismo que, sin duda, llama la atención, más todavía habiéndolo escrito el mencionado Esparza Zabalegi. Y es que, aunque es conocido su vínculo con la izquierda abertzale (la hoy llamada izquierda abertzale oficial) y ésta ha mostrado su interés por gobernar con el PNV de manera un tanto insistente, el partido de Andoni Ortuzar y de Iñigo Urkullu no se parece en nada a lo que asegura Esparza Zabalegi.

Esto dice el autor del artículo en el mencionado párrafo:

“En Euskal Herria, guste o no, solo hay dos partidos con fundamento, que no son veletas de las ventoleras madrileñas: el PNV y la izquierda abertzale. Por eso me alegran los triunfos del PNV, siempre que lo hagan a expensas del voto español”.

Como decíamos, llama la atención que diga eso del PNV, un partido que, además de ser de derechas, la independencia de Euskal Herria le importa un carajo. Va un poco en la línea de Arnaldo Otegi cuando, tras la muerte de Xabier Arzalluz y refiriéndose a éste, expresó: es uno de los nuestros.

Hace muchísimo tiempo que la N del PNV dejó de significar “nacionalista”; ahora dicha N significa “negocio”, de modo que el PNV no es el Partido Nacionalista Vasco, sino el Partido del Negocio Vasco.

El PNV sólo es “independentista” para arengar a su militancia y a otros incautos cuando le interesa, fundamentalmente en su acto del Aberri Eguna y, sobre todo, del Alderdi Eguna; ahí parece que se comen el mundo y el micrófono que tienen delante “enfrentándose” al Estado.

El PNV solo busca las cotas de poder que le permitan facilitar las ingentes ganancias de la burguesía vasca, a la que sin duda pertenece. Y para eso no necesita necesariamente la independencia de Euskal Herria; la autonomía (lo hemos podido comprobar todos estos años) le es suficiente (sólo le preocupan las transferencias que, por cierto, tantos años después no las consigue). La oligarquía española y la oligarquía vasca marcan huella en el mismo camino, van cogidos de la mano.

Dice Jose Mari Esparza Zabalegi en su escrito que el PNV es uno de los “dos partidos con fundamento”, porque, al igual que la izquierda abertzale, “no es veleta de las ventoleras madrileñas. Y ahí creemos que se equivoca. El PNV sí es veleta que se mueve con las ventoleras de Madrid (también de otros lugares), según le convenga para sus propios intereses, que no para los del pueblo vasco.

José María Aznar presidió por primera vez el Gobierno español gracias a los votos del PNV. También contó con su apoyo Mariano Rajoy, siempre argumentando la consecución de contrapartidas traducidas a beneficios para la gente de su clase: la burguesía vasca, nunca para el grueso de sus gobernados. ¿Seguro que no es veleta que se mueve con las ventoleras de Madrid? A nosotros nos parece que sí.

Por cierto, el electorado no parece tan sabio como Jose Mari Esparza Zabalegi cree. En clave abertzale, votar al PNV nos parece un error, pues como hemos dicho no consideramos que sea un partido independentista.

Expone, además, el caso de Altsasu. Dice: “Allá donde las provocaciones del ocupante llegan a exasperar a la población, el voto abertzale se dispara”.

Es cierto que, afortunadamente, los partidos que fueron a provocar (PP, Ciudadanos y Vox) obtuvieron nulos resultados en la citada localidad.

Lo que no cuenta Jose Mari Esparza Zabalegi es que Geroa Bai (claramente el PNV en Nafarroa) ganó muy ampliamente en las elecciones municipales. Cabe recordar que el Gobierno de Navarra, liderado por Geroa Bai tuvo un nefasto papel cuando estalló el caso de Altsasu. Condenó contundéntemente a los encarcelados y se puso, sin ambages, a favor de la otra parte.

Esto es lo que dijo entre otras cosas: El Gobierno de Navarra, ante la agresión sufrida por cuatro personas esta pasada madrugada en Altsasu, dos guardias civiles y sus parejas, quiere: Manifestar su más rotunda condena de unos actos que no tienen cabida en una sociedad democrática. Expresar su cercanía, solidaridad y apoyo a estas personas, y desearles una pronta recuperación”.

Lo que sucede es que, oportunistas como son, cuando todo el mundo se solidarizó con los chavales, el Gobierno de Navarra, por interés propio, cambió su discurso.

Gran parte del pueblo de Altsasu no les castigó por su hipocresía y cinismo; los premió con sus votos.

 

Noticias relacionadas:

 

Falleció Xabier Arzalluz; Otegi lo ha ensalzado diciendo: “es uno de los nuestros”

 

 

Arzalluz, uno de los suyos

 

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

5 comentarios

  1. Solo soy capaz de encontran una deriva historica politica mas bochornosa como la de la IAO, la de la socialdemocracia alemana con el asesinato de Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht, llamadme loca.

  2. Josemari Esparza se jubiló como editor hace más de dos años.

  3. No entiendo como denominais IAO a EHBILDU es una falta de respeto y de objetibidad cada grupo politico tiene una denominacion que el propio grupo politico elije .
    No os gustaria que algien denomira IAR (izquierda abertzale residual) a la disidenpor, entonces un poco de respeto al denominar al contricante politico sin entrar en denominaciones despectivas

  4. Jose Mari Esparza sabe mucho más de todo que quien escribe este artículo.

  5. No es el propósito (de quién?) ….hacer una «exhaustiva» crítica…

    Menos mal.

    La minoritaria disidencia IA. A la que en correspondencia NO LLAMO IAR como apunta Xebas cada vez más parecidos a los CONFESION, MISA Y COMUNIÓN caton izquierda INmaculada ÑOLA.

    Los de la «revolución» ABTENCIONISTA.

    Joder que cruz de HOZ Y MARTILLO. Nada que envídiar al INTEGRIMISMO CATOLICO ÑOL. La reserva «espiritual» de Occidente y que al oriente le den …NAPAL…y demás armas de destrucción humanos. Afortunadamente creo no son de destrucción masiva. Son de CRÍTICA palabra. AGRESIVA si, pero de palabras.

    En futuro fijo que hablaran con la IA mayoritaria para «entonar» discursos públicos al menos. Y no dar bazas a la reacción fas…ñola.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*