ARGENTINA. Macri anuncia despidos y no pagará bono de fin de año a trabajadores y pensionados

Mauricio Macri salió reforzado en las últimas elecciones de Argentina con el voto de su clase y, lamentablemente, también con bastante voto de la clase obrera. Es un sinsentido pero es así. Macri salió reforzado, decimos, y además se lo ha creído de tal manera que ya ha comenzado a apretar la tuerca de los recortes que, en realidad, en mayor o menor medida nunca dejó de apretar.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, no pagará el bono de fin de año a empleados públicos, adultos mayores, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

Esta es información del ministro de trabajo argentino, Jorge Triaca, quien confirmó que el Gobierno va a avanzar en «optimización de la estructura política del Estado nacional», el nuevo eufemismo de Cambiemos, partido de Macri para anunciar otra ola de despidos masivos en la administración pública.

Sobre la decisión de no dar este año el bono a los titulares de la Asignación Universal por Hijo, jubilados y estatales, el argumento del ministro fue que «no es necesario» porque en la paritaria de los estatales «se pactó una cláusula gatillo por la inflación».

En diciembre pasado, los trabajadores estatales recibieron entre 2.000 y 3.000 pesos, según su nivel salarial. «No vamos a enviar un solo peso más», habían avisado desde la Rosada antes de la confirmación oficial por parte de Triaca.

Pero ahí no se detiene la embestida gubernamental contra sus gobernados, ya que, por otra parte, salió a la luz que el ministerio de Modernización contrató a consultoras para diseñar un plan de «dotaciones óptimas» de ministerios, secretarías y organismos. Los informes ya fueron terminados y plantean el despido de entre el 10 y el 20% de los trabajadores, con variaciones según el lugar.

Las versiones sobre el nuevo ajuste circulaban desde la semana pasada, cuando se filtraron detalles del informe de «dotación óptima».

Los gremios saben que estos informes fueron realizados en todas las reparticiones del Estado nacional. Aunque reclamaron verlos, incluso a través de una presentación judicial, Modernización no les ha dado acceso a ellos. Por eso no se sabe cuál es el ajuste que el Gobierno quiere puntualmente para cada ministerio.

«Estamos en los sectores de trabajo, agazapados, esperando que caigan los telegramas de despidos para hacer lo que tengamos que hacer», describió ayer Daniel Catalano, el titular de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) capital.

Por su parte, el secretario general de ATE, Hugo Godoy, llamó a un paro nacional para el 6 de diciembre. «Lo de las dotaciones óptimas es un invento para hacer el ajuste que el Gobierno le prometió al Fondo Monetario Internacional», sostuvo.

A finales de octubre Macri presentó el proyecto de reforma laboral, el cual contempla la reducción de la base de cálculo de indemnizaciones por despido sin causa, y la creación de un fondo que sustituye y abarata el despido de los trabajadores en algunas actividades. Este proyecto es rechazado por el 63,6% de los trabajadores argentinos.

El pasado 10 de noviembre el Fondo Monetario Internacional (FMI) le pidió al Gobierno de Macri acelerar las reformas con el objetivo de «mitigar las vulnerabilidades que se observan en las perspectivas a mediano plazo».

Mauricio Macri no tuvo ningún miramiento para recortar los derechos de los trabajadores y trabajadoras, menos lo va a tener ahora que se siente envalentonado por los últimos resultados obtenidos en las urnas.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: