ARGENTINA. El gobierno usa nuevamente a la gendarmería contra una protesta obrera

El gobierno del presidente argentino, Mauricio Macri, utilizó nuevamente a la gendarmería contra la protesta de los trabajadores en paro del Hospital Posadas militarizando un conflicto social, después de más de cien despidos, justamente en este lugar, que durante la dictadura (1976-1983) fue ocupado por el ejército, desapareciendo a médicos, enfermeros y otros trabajadores.

Además con los despidos cierran áreas claves de ese complejo hospitalario que cubre una extensa zona popular.

La mañana de este martes centenares de periodistas y representantes de diversos sectores sociales realizaron un abrazo solidario alrededor de la sede de la Televisión Pública contra los despidos en el Sistema de Medios Públicos y el intento de vaciamiento del mismo, exigiendo la reincorporación de los despedidos de Radio Nacional y solidarizándose con la lucha de los trabajadores de Televisión Digital Abierta (TDA,) Paka Paka, Encuentro, DeporTV y el Canal de la Ciudad.

Convocados por la Comisión Interna del Sindicato de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA) también se solidarizaron con la lucha de los trabajadores de medios privados, como Diario Hoy de La Plata, Radio El Mundo, y el ex Grupo Indalo y mediante un comunicado denunciaron las mentiras del titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, sobre la situación del canal y advirtieron sobre una posible «privatización encubierta entregando el control a alguna productora amiga, de lo cual hay ya algunos indicios».

«La gestión (oficialista) pretende una Televisión Pública vacía, sin noticias y sin producción propia y mientras el ministro Lombardi anuncia «un plan de austeridad» para el canal, asignó sin el concurso que marca la ley, a María Carla Piccolomini, la mujer de su compañero de gabinete, el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, con un sueldo bruto superior a los 190 mil pesos mensuales, que cobró hasta hace un mes, y durante dos años. También contrató a la consultora multinacional Mercer Argentina para un plan de despidos encubiertos disfrazados de jubilaciones anticipadas y retiros voluntarios, gastando cifras millonarias”, señalaron.

Por otra parte, por estas horas se difunden las críticas del obispo de San Isidro, Oscar Ojea, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, quien acompañó al papa Francisco en su viaje a Chile y advirtió sobre cómo actuaron los medios de comunicación masiva en este caso en Argentina, para mostrar como un fracaso la gira papal.

“Todo lo que tiene que ver con presentar la visita como un fracaso por la falta de gente es absolutamente mentiroso”, aseguró el obispo en diálogo con Página 12, al señalar que la estadía de Francisco en Chile fue “sumamente positiva, una verdadera fiesta, una fiesta popular”.

En relación a la forma en que se informó sobre esta gira histórica Ojea dijo tener la sensación de que “algo estaba armado” y que existe «una decisión de escamotear el mensaje del Papa… porque se se le tiene miedo a su liderazgo y a su capacidad de aglutinar a las personas en torno a sus ideas y a su figura”.

Recordó que hay un hecho real y es que el Papa reúne multitudes detrás «¿Quién junta tanta gente hoy en cualquier país de América Latina?…yo ví multitudes no solamente en los actos sino en las calles. Decir que hubo poca gente es una visión miope. Yo viví una fiesta, una fiesta popular”.

En Argentina fue evidente cómo el diario Clarín y sus medios en todo el país, tanto escritos como radiales y televisivos, trataban de mostrar cualquier hecho negativo, incluso insistiendo en que no había público. Ojea analizó que «es incómodo hablar de las explotaciones mineras en América Latina, es incómodo decir ante las mujeres detenidas (como lo hizo en una cárcel en Chile), que es preciso recuperar la dignidad. Es incómodo defender los derechos de los pueblos originarios. Es incómodo pero el Papa lo hace y da un mensaje que es incómodo para muchos”, y advirtió que no se dejan pasar los mensajes del papa Francisco, se los escamotea y se los esconde. Lo mismo denuncia el Observatorio de la Riqueza mencionando la grave situación política, social y económica en Argentina de la que se hace eco el pontífice por lo cual es desacreditado por “desinformadores y mentirosos seriales”, que trabajan contra los pueblos de nuestra América.

lajornada

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: