ARGENTINA. El gobierno inventa para frenar las movilizaciones que el Partido Obrero colocó un artefacto explosivo

La supuesta colocación de una bomba casera en la puerta del Departamento Central de Policía, un lugar supervigilado, que quieren atribuirle al trotskista Partido Obrero (PO) cuyos dirigentes desmintieron cualquier vinculación con este hecho, es analizada como una maniobra gubernamental contra las movilizaciones de los últimos tiempos o la del pasado 4 de enero realizada por los empleados estatales en paro en todo el país rechazando más de tres mil 700 despidos en diciembre o el levantamiento popular anoche en la ciudad de Azul, en el centro de la provincia de Buenos Aires, contra los despedidos y el intento de cerrar la planta de Fabricaciones Militares FanAzul.

El periodista y analista Gustavo Silvestre en su programa Minuto Uno en C5N destacó cómo la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich intentó magnificar el caso de la supuesta bomba casera, habló de que “pusieron tres tanques de butano”, y la adjudicó a “la violencia política” inexistente amenazando que los responsables serán castigados con todo rigor.

Lo insólito es que con lo que llamaron bomba casera apareció un escrito anónimo en el que el PO se adjudica el hecho. “Resulta muy burda esta maniobra de Bullrich , cuando nosotros siempre manifestamos a cara abierta”, dijo el dirigente del PO Marcelo Ramal y recordó lo actuado por la ministra cuando sitió al Congreso de la Nación el 14 de diciembre pasado, utilizando más de un millar de fuerzas conjuntas de seguridad, en especial gendarmería, solamente para impedir que se manifestaran pacíficamente los organismos contra la ley de Reforma previsional y destacando la represión brutal de ese día y del 18 de diciembre pasado.

“Cualquiera que nos conoce sabe que es una mentira total. Lo que dice Bullrich, es una provocación un mensaje para tensar la situación” y desvirtuar una lucha contra el ajuste, contra el hambre, la injusticia por la libertad de detenidos políticos.

Recordó que esto ocurre unas horas después de la llamada “pueblada en Azul”; manifestaciones multitudinarias siempre pacíficas.

Para justificar la militarización de Patagonia y el anuncio de utilizar fuerzas conjuntas, Bullrich ha “inventando” un enemigo interno, el que llama “terrorismo mapuche”, cuando todos los análisis demuestran que esto no existe, como señalan especialistas sobre militarización y advierten que esto lleva a la tendencia de los servicios a producir los llamados “atentados de falsa banderas” o la supuesta violencia política como le llama el gobierno al derecho de la población a manifestarse.

Anoche fue impactante ver a una ciudad como Azul, de unos 50 mil habitantes, que decidió salir a las calles, uniéndose vecinos, sindicalistas, comerciantes, donde la oficialista Cambiemos ganó con 55 por ciento, y que realizaron una verdadera pueblada ante el intento de cerrar la planta de Fabricaciones militares FanAzul, que es una de las fuentes de trabajo más importantes de la localidad y significa 14 millones de pesos mensuales a la zona por el pago a proveedores y salarios de trabajadores lo que impulsa el consumo interno.

También los trabajadores despedidos advirtieron al intendente, Hernán Bertellys, que debido al despido de técnicos de electricidad y mantenimiento, existen riesgos de “incendios y explosiones” al perder el control de rutina en esta sede especializada en fabricación de pólvora y explosivos.

Desde la Asociación de Trabajadores del Estado ATE denunciaron que los productos militares ahora se compran en el exterior, con lo cual se afecta también la soberanía. Desde que asumió el gobierno de Mauricio Macri, Fabricaciones Militares sufrió el cierre de proyectos sobre vagones, la suspensión del convenio para la fabricación de radares, el acuerdo con Yacimientos Carboníferos de Río Turbio y hubo una merma en la fabricación de pólvora tanto para la actividad privada como para el Estado.

Esto anuncia un año que estará marcado por una grave crisis que el gobierno y los medios de comunicación bajo su control intentan ocultar. A la devaluación de la moneda, el rechazo masivo a los aumentos del transporte, de servicios públicos del combustible, que subió dos veces en días, el gobierno de Macri, desató todos los fantasmas del pasado cuando en connivencia con una justicia, que está siendo denunciada a nivel nacional e internacional, comenzó una destrucción implacable de los grandes logros en derechos humanos, que destacaron al país en el mundo, durante la década pasada.

Este viernes una asociación Vecinos en Mar del Plata encabezó una Caravana contra la Impunidad que marchó hacia la casa donde desde el pasado 29 de diciembre cumple prisión domiciliaria Miguel Etchecolatz un criminal de lesa humanidad de la pasada dictadura (1976-1983),y también contra el beneficio de “vacaciones”, en otra playa cercana de la Costa Atlántica del médico Noberto Bianco, jefe de la maternidad clandestina de campo de Mayo, “apropiador y repartidor” de niños nacidos en cautiverio.

Este sábado Madres-línea fundadora y Abuelas de Plaza de Mayo, Familiares, Hijos e Hijas de Desaparecidos, y otros organismos encabezarán una movilización que partirá del Tribunal Oral Federal 1 de Mar del Plata hacia la Plazoleta de la Armada Argentina.

A pesar de las protestas locales e internacionales, este día se anunció que el ex comisario Mussa Azar, también condenado a cadena perpetua por crímenes aberrantes, cometidos en la provincia de Santiago del Estero durante la dictadura fue enviado a prisión domiciliaria, provocando otra reacción en cadena.

A esto se añade la persecución judicial que no cesa, cuando el gobierno de Gerardo Morales en Jujuy, quien debió enviar a prisión domiciliaria a la dirigente social Milagro Sala, por intervención de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) continuó fabricando nuevas causas y ordenó allanar por cuarta vez en estos dos últimos años, la casa y otras supuestas propiedades, de la también diputada electa del Parlamento del Sur. De la misma manera mandó excavadoras a algunas de estas propiedades, para “desenterrar“ supuestamente grandes sumas de dineros, que por supuesto no encontraron, aunque dejaron todo destruido.

En este marco de situación se hace cada vez más insostenible mantener presos políticos, que ni siquiera han sido juzgados, nada se ha probado, pero incumpliendo las reglas constitucionales y violando todos los códigos están  en supuesta prisión preventiva ex funcionarios, líderes sociales, manifestantes detenidos en las últimas marchas.

El accionar este día de Bullrich y otros funcionarios gubernamentales por lo burdo del hecho es una señal de grave peligro como lo denunció esta noche el diputado Néstor Pitrola del PO; que además recordó que hay militantes detenidos por manifestar y no encuentran razones para mantenerlos. “Intentan parar la indetenible protesta social y criminalizarla porque la situación social es cada vez más grave y denunciaremos lo que está sucediendo ante el mundo llamando a una movilización social el próximo jueves porque el país está en peligro”.

lajornada

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email