Andalucía, gobernada por el PSOE desde hace décadas, última en el Informe PISA sobre Educación

La publicación del Infome PISA sobre el estado de la Educación, ha supuesto un duro varapalo para los intereses progres del Estado español. Las millones de personas que pese a todo lo llovido siguen considerando al PP como derecha y al PSOE como izquierdas, (quizás por aquello de las desinformaciones que siguen recibiendo del sistema, conjuntado a la praxis siempre recurrente de la pereza intelectual), se habrán visto sorprendidos que la mejor Comunidad en materia educativa sea Castilla-León, gobernada por el PP, y la peor Andalucía, gobernada por el PSOE. Los que ven diferencias entre ambas formaciones, pese a que los Hernandos hayan establecido una nueva formación llamada PPSOE que, por cierto, ya se denunció en las calles en su día, no habrán encontrado respuesta a que una región gobernada por la socialdemocracia durante treinta años ininterrumpidos (con apoyos de IU o de Ciudadanos, cuando a papa PSOE le han faltado diputados para la mayoría absoluta) sea la última en calidad educativa.

Descontada la demostrada profesionalidad de los docentes, quedan las políticas educativas de la Junta de Andalucía como única responsables del fracaso. Ellos, la socialdemocracia, que vive en Europa sus momentos más traumáticos, pero que ha tenido en Andalucía una fidelidad inmerecida desde siempre, un verdadero granero de personajes siniestros como los últimos presidentes imputados, Chaves y Griñán, han presumido de la educación y la salud (dos materias transferidas desde el gobierno central y por tanto administradas desde la propia Andalucía) como columnas principales de la ideología socialdemócrata. Una vez más se comprueba la mentira de una ideología nacida para apuntalar el capitalismo y buscarle el lado amable al régimen, disfrazándose de izquierda.

Desde que comenzara la mal llamada Transición, primero el PCE, luego IU, y más luego Podemos han visto y ven al PSOE como un aliado necesario para tocar poder. El pragmatismo reformista hace cuentas y sabe que dentro del sistema los «socialdemócratas» son imprescindibles. Por eso han pactado mil veces en Ayuntamientos, Comunidades autónomas y le han pedido de rodillas que lo hiciera en el estado español. El informe PISA también demuestra que ese camino es equivocado, que con ellos es imposible. No pierdan ni un minuto en resucitar a este cadáver.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
A %d blogueros les gusta esto: