Alfonso Guerra (Sucia) y otros “demócratas de toda la vida” salen de sus cavernas para apoyar al Borbón en fuga

 

Se trata de un manifiesto firmado por más de setenta ex ministros, ex presidentes autonómicos, así como algunos embajadores y otros antiguos altos cargos.

Con el documento quieren mostrar su apoyo al ilegítimo ex Jefe del Estado y hoy rey emérito Juan Carlos I de Borbón. Defienden su presunción de inocencia y recuerdan su legado en estos más de cuarenta años de democracia, la “etapa histórica más fructífera que ha conocido España en la época contemporánea”. Obvian, por supuesto, que el legado del Borbón no es otro que el mantenimiento intacto del nudo “atado y bien atado” que quien lo eligió le hubo encomendado; no estamos refiriendo al sanguinario dictador Francisco Franco, quien lidero el golpe de Estado asestado contra el legítimo Gobierno republicano, fruto de la voluntad popular a través de las urnas.

Los firmantes del manifiesto prosiguen en sus vomitivas palabras: “Las numerosas informaciones que aparecen estos días sobre determinadas actividades del rey Juan Carlos I han excitado una proliferación de condenas sin el debido respeto a la presunción de inocencia. Si sus acciones pudieran ser merecedoras de reprobación lo decidirán los tribunales de justicia. Pero nunca se podrá borrar la labor del rey Juan Carlos en beneficio de la democracia y de la Nación, so pena de una ingratitud social que nada bueno presagiaría del conjunto de la sociedad española”.

Estos individuos se olvidan de que lo más contrario a la democracia es, precisamente, un jefe del Estado que nunca se ha sometido a las urnas, y que, además, es rey. Por más que se empeñen en hacer creer lo contrario, la monarquía y la democracia se repelen.

En el documento han estampado su firma, entre otros y otras, los “socialistas” Alfonso Guerra, Celestino Corbacho y Matilde Fernández; los herederos del franquismo (PP) Josep Piqué, Rafael Catalá, Ana Pastor y Esperanza Aguirre; y Rodolfo Martín Villa (UCD).

También han mentido descaradamente expresando que “la monarquía parlamentaria, así como el conjunto de la Constitución de 1978, han propiciado una España moderna, con un sistema político, económico y social avanzado fraguado en la libertad, en la justicia y en la solidaridad”.

Para finalizar, decir que el manifiesto lo han dirigido a todos los habitantes de esta cárcel de naciones, que es eso que vienen a llamar España, y anuncian que está abierto a cuantos quieran adherirse al mismo en pro de la convivencia basada en el respeto mutuo y la libertad.

Y así, como se imaginan, se han quedado tan anchos.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: