AFGANISTÁN. El avión espía E-11A que derribaron hace unos días no era tan vulgar como nos dijeron

Cuando el 27 de enero un avión de la Fuerza Aérea de Estados Unidos se estrelló en una remota llanura al sur de Kabul, matando al menos a dos miembros de la tripulación, fue descrito inicialmente por el gobernador de la provincia de Ghazni en Afganistán como un “avión de pasajeros civiles”.

Desde entonces, los medios de comunicación internacionales lo han descrito como un “avión comercial privado modificado”, un “avión espía”, un avión de “vigilancia electrónica” y un centro de “wifi en el cielo”.

¿Cuál fue exactamente el papel del bombardero E-11A de fabricación canadiense que se estrelló a unos 150 kilómetros de la capital afgana?

Richard Aboulafia, vicepresidente de análisis del Teal Group, una empresa de consultoría de aviación con sede en Virginia, explica que la aeronave era mucho más importante que una simple aeronave de vigilancia o de comunicaciones.

Era uno de los cuatro bombarderos E-11A adquiridos por la Fuerza Aérea de Estados Unidos, “equipado con una serie de aparatos de inteligencia y transferencia de señales” conocido como el Nodo de Comunicaciones Aerotransportadas del Campo de Batalla (BACN), explicó Aboulafia.

El BACN es un sistema de comunicaciones que traduce y retransmite comunicaciones en tiempo real en el campo de batalla entre las tropas de tierra y las aeronaves utilizadas por Estados Unidos en Afganistán.

Es capaz de transmitir comunicaciones de voz, vídeo, fotografía y otros datos entre las aeronaves y las tropas de tierra, que a menudo utilizan  diferentes tipos de redes de comunicación.

Según Aboulafia, esto hace del E-11A un “dispositivo muy valioso” que habría cumplido “la gestión de la batalla a través del mando y el control”, así como las funciones de comunicación, guerra electrónica y vigilancia.

Desde una altitud superior al alcance de cualquier arma talibán, el E-11A proporcionaba “una combinación de funciones de gestión de combate, comunicaciones y cierta inteligencia de señales, lo que implica cierta vigilancia”, según Aboulafia.

“Básicamente, el wifi en el cielo es una forma de verlo”, dice. “Pero cuando eres un avión de inteligencia de señales, hay toda una gama de aplicaciones para eso.

Diseñado para volar a una altitud “muy por encima de los 40.000 pies”, el E-11A no es una aeronave de escucha de las comunicaciones telefónicas o de radio de los talibanes. Generalmente esta tarea la realizan aeronaves más pequeñas de “monitoreo de señales de bajo nivel”, incluyendo aeronaves de turbohélice.

Pero desde su posición sobre los campos de batalla y las montañas de Afganistán, Aboulafia dice que la tripulación del E-11A habría recibido y retransmitido la información que se había obtenido de las comunicaciones de los talibanes por medio de aviones de vigilancia de vuelo bajo o de observadores en tierra.

“El E-11A está recolectando inteligencia de señales”, dice Aboulafia. “Puede que haya gente a bordo que lo analice, lo difunda, lo transfiera… y todo eso. Hay toda una gama de trabajos relacionados con las señales en el campo de batalla.

“La idea es recoger tantas señales como sea posible, desde radios hasta llamadas de teléfonos móviles, y transferir esa información”, dice. “También se trata de transferir comunicaciones entre fuerzas amigas. Es una especie de procesador de señales gigante”, dice.

Técnicamente, llamar al E-11A un “avión comercial privado modificado” también es técnicamente correcto, pero deja fuera detalles importantes sobre la misión del avión.

El fuselaje del E-11A es una adaptación de “uno de los jets privados de negocios más caros que se pueden comprar, un avión de muy alta altitud que normalmente puede acomodar de ocho a doce personas” conocido como el Bombardier Global Express, explica Aboulafia.

Algunos países han modificado la aeronave para utilizarla como ambulancia aérea militar, avión de carga o para misiones especializadas de vigilancia militar.

Un grupo de expertos en seguridad con sede en Estados Unidos, Global Security, dice que la Fuerza Aérea de Estados Unidos desarrolló la carga útil del BACN E-11As en respuesta a la “brecha en las comunicaciones” que llevó a un desastre en el campo de batalla en 2005 para las fuerzas estadounidenses en el norte de Afganistán.

La Operación Alas Rojas, una misión conjunta de los SEAL de la Armada, las Fuerzas de Operaciones Especiales del Ejército y los Marines, fue diseñada para atacar a los combatientes talibanes en el distrito de Pech de la provincia de Kunar.

Pero el terreno montañoso impidió que un equipo de reconocimiento de cuatro hombres de los SEAL de la Marina estableciera comunicaciones fiables con su centro de mando. A las pocas horas de su llegada, el equipo SEAL de la Marina fue atacado por los talibanes. Tres de ellos fueron finalmente asesinados.

Una granada propulsada por los talibanes golpeó entonces un helicóptero Chinook mientras intentaba hacer aterrizar un equipo de extracción, matando a otros 16 soldados de las Fuerzas Especiales de Estados Unidos.

Marcus Luttrell, el único sobreviviente del equipo original de los SEAL de la Marina, describió los eventos en detalle en su libro “Lone Survivor”, publicado en 2007. Una adaptación cinematográfica del libro de Luttrell se estrenó en Hollywood con el mismo título en 2013.

“Debido al terreno montañoso de Afganistán y a la falta de infraestructura de comunicaciones existente, los graves problemas de comunicación impidieron que la patrulla de cuatro SEAL estableciera efectivamente contacto con su centro de operaciones de combate, dejándolos vulnerables a los ataques que se cobraron la vida de 19 miembros del personal de los Servicios de Operaciones Especiales”, dice Global Security.

El ejército de los Estados Unidos ha rechazado las afirmaciones de los talibanes de que sus combatientes derribaron el E-11A en la provincia de Ghazni, diciendo que la causa del accidente todavía está siendo investigada pero no hay señales de que le dispararan.

Aboulafia afirma que las imágenes de vídeo de los restos publicados en un sitio web talibán poco después del accidente apoyan esta declaración del Pentágono.

En lugar de un vasto campo de escombros, las imágenes muestran el fuselaje vertical del avión todavía unido a la cola, lo que sugiere que el avión hizo un aterrizaje forzoso en lugar de ser derribado por un cohete o un fuego antiaéreo.

Las imágenes muestran que la parte superior del avión estaba completamente quemada. Pero hay pocos signos de fuego en la parte inferior del avión. Esto refuerza una declaración de un funcionario del gobierno provincial afgano que dijo que el avión sólo se incendió después de tocar el suelo.

Según Aboulafia, se desconoce si el avión se quemó como consecuencia del accidente o si uno de los miembros de la tripulación activó un mecanismo de autodestrucción después del aterrizaje para evitar que el equipo de alta tecnología cayera en manos de los combatientes talibanes, muchos de los cuales se encontraban cerca del lugar poco después del accidente.

Dijo que para el Pentágono es una prioridad evitar la transferencia del sistema BACN a Irán o Rusia, donde se podrían desarrollar mecanismos de interferencia para desactivar sus vitales enlaces de comunicación en el campo de batalla entre las tropas terrestres y sus centros de mando.

Dos cuerpos quemados son visibles en las imágenes de video cerca de los restos. El martes el Pentágono dijo que las fuerzas de los helicópteros de Estados Unidos recuperaron los restos y la grabadora de vuelo del avión a las pocas horas del accidente. En un comunicado, el Departamento de Defensa de Estados Unidos añadió que las fuerzas estadounidenses también destruyeron los restos del avión.

El mismo martes el portavoz de los talibanes, Zabiullah Mujahid, dijo que los combatientes talibanes en el terreno contaron seis cuerpos en el lugar del accidente. Funcionarios estadounidenses no identificados dijeron inicialmente que el avión llevaba menos de cinco personas cuando se estrelló. Más tarde, los oficiales militares de Estados Unidos dijeron que la tripulación entera consistía en las dos personas que fueron asesinadas y recuperadas.

 

(gandhara.rferl.org)

 

Noticia relacionada:

 

AFGANISTÁN. El misterio de un avión de la OTAN derribado

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email