ADAY QUESADA. «Miembro del ejecutivo del PCE dice que no solo hay que romper con «esta UE» sino con la UE»

Javier Parra es el actual Secretario general del Partido Comunista del País Valencià (PCE). Asimismo, es miembro del  Comité Ejecutivo del PCE. no obstante, en una reciente entrevista realizada por Enric Llopis, Parrarealiza una declaraciones que lo sitúan justamente en las antípodas ideológicas  de la organización en la que se encuentra militando.

Perteneciente a una vieja saga de militantes del PCE, Javier Parra se afilió al Partido en 2002 y dirigió  durante algunos años el digital laRepública.es. En la actualidad es también concejal en la oposición en elAyuntamiento de Paterna, un municipio valenciano que cuenta con 68.000 habitantes.

Con tales filiaciones, lo que habría cabido esperar es que Parra defendiera la vía neokeynesiana por la que ideológicamente se encarrila en la actualidad el Partido en el que milita. Sin embargo, no es así. Ante declaraciones tan definidas como las que aquí reproducimos, uno se  pregunta si el Secretario General de los comunistas valencianos es, a estas alturas, sólo un residuo del pasado, o, por el contrario, es un síntoma de lo venidero.

Los cuestionamientos políticos que aduce en su entrevista Javier Parra no son ni ambiguos ni baladies. En contradicción con lo planteado históricamente en los últimos cuarenta años por la dirección del PCE, el Secretario General de los comunistas valencianos estima que no sólo hay que romper con «esta»Unión Europea, sino con la UE como proyecto económico de las burguesías del continente. Eso, en cualquier caso, ya es una gratificadora  afirmación, tanto si se la compara con las frecuentes declaraciones de la dirigencia del PCE como con los materiales editados por esa organización a lo largo de las últimas cuatro décadas.

NO ROMPER CON «ESTA UE», SINO «CON LA UE»
«Habría que romper – mantiene Parra – no con esta UE, sino con «la UE». En la izquierda en general, y es algo que continúa pasando no sólo en España, hay una contradicción por resolver. Hay una izquierda que podemos considerar transformadora, cuya posición es que esta Unión Europea es reformable. Sin embargo, otros pensamos que no. Esta es una contradicción, insisto, que recorre toda la izquierda europea desde Portugal hasta Grecia…».

Para no dejar ningún resquicio a la doble interpretación, Parra precisa que son  «los partidos comunistas de Grecia y Portugal los que ha mantenido una postura más coherente en relación con la Unión Europea y el euro».

«PODEMOS VACIÓ LAS CALLES»

Hace tan solo unos meses, Javier Parra protagonizó también una acerva critica a Julio Anguita por sus chalaneos con Podemos. El ex cordinador de IUllegó a expresar  ante  los medios de comunicacion que la política aplicada porPablo Iglesias, el dirigente de Podemos , «era una sabia adaptación de Lenina nuestros días».  La opinión del joven dirigente de los comunistas valencianos difiere, de medio a medio, del criterio del ex político cordobés.

«Podemos  – declara Parra – reflejó el síntoma de que algo estaba pasando en la sociedad española y en la izquierda. La crisis económica, de la llamada “clase media” y más aún de la clase trabajadora, empezó a reconfigurar la realidad de nuestro país. Ese mito de la “clase media” representaba la base ideológica del sistema y, en parte, se intenta que continúe siéndolo. El 90% de los programas de televisión, películas y anuncios tienen como protagonistas a la “clase media”. Raramente aparecen “currantes”en paro o a los que han echado de sus casas. A partir de 2007empiezan las movilizaciones frente a los recortes, las privatizaciones y los despidos; se va gestando algo… Y en 2011 llega el 15-M, como movimiento interclasista. A partir de ese momento, muchos jóvenes se implican en política y se produce un auge de los movimientos sociales, como la PAH, las movilizaciones de los mineros en 2012 o las Marchas de la Dignidad, que se plantean llenar Madrid con más de un millón de personas y la consigna de “pan, trabajo, techo y dignidad”.

     Parra constata que durante aquellos días y meses mucha gente llegó la conclusión de que la «salida radica en líderes más jóvenes y que comunican muy bien».  Piensan que «la salida» , «ya no se encuentra en la calle, sino en las tertulias de televisión. Las calles se vacían y así han estado durante dos años y medio. En definitiva, la gente ha confiado en esos nuevos líderes que parece que vayan a asaltar los cielos, aunque esto después no ocurra. Incluso la institución monárquica ha pasado de estar muy cuestionada, a no estarlo tanto, y la III República no se halla en la agenda frente a lo que ocurría hace dos años y medio» .  

 

LOS MOTIVOS DE LA CATÁSTROFE IDEOLÓGICA DEL PCE

Desde una interpretación muy particular, es decir,  no generalizada en la dirigencia del PCE, Parra tiene su propia vision de lo que  motivó la catástrofe ideológica y organizativa del Partido Comunista de España.

     «El PCE dejó de organizarse en los centros de trabajo, cuando  se dio la consigna de dejar de organizarse en células de fábrica, y hacerlo por territorios. Esto fue un gran error, ya que de este modo se pierde la interlocución directa con el trabajador en la fábrica. Después se abandonó el leninismo, y pasó a situarse como prioridad la lucha electoral. Además, se mantuvo toda la estructura para las elecciones cuando desde 1986 el PCE ya no se presentó como tal».

       Parra cifra sus esperanzas, sin embargo, en que durante el próximoCongreso del Partido Comunista de España, que se celebrará entre junio y octubre de 2017, se debata sobre la idea de retorno a los centros de trabajo. Una estructura celular que, por otra parte, continúan manteniendo tanto elPartido Comunista Portugués como el griego.

Javier Parra  opina que desde su partido  se cometieron «tres errores»fundamentales  durante la llamada «transición».

«Primero, centrarse en la lucha electoral y, para ello, sustituir la organización leninista en las fábricas por otra de tipo eurocomunista, primero para la legalización y después con el fin de presentarse a las elecciones. En segundo lugar, cuando se aprueba la Constitución no sólo se acepta al rey y su bandera, lo que bueno, al final es fruto de la correlación de fuerzas; sino que se observa –y ahí reside el gran error- como un punto final: ya hemos conseguido la democracia y la libertad.  A partir del día siete de diciembre de 1978 no se empezó a trabajar para el fin de la monarquía, la bandera oficial y poner en segundo plano, o anular, los apartados de la Constitución relativos al mercado. Tardamos muchos años en darnos cuenta de que nos habían estafado. Los poderes económicos sí empezaron a trabajar para hacer valer los artículos que les beneficiaban, y no los sociales. Actuaron de forma más dialéctica que nosotros».

Cree, no obstante, que durante este proceso también se produjeron «aciertos». Por ejemplo, muchos artículos de la Constitución de 1978 que defienden derechos sociolaborales y que tienen al PCE como principal valedor.

 

«EL GOBIERNO DE PUTIN ESTÁ AL SERVICIO DEL CAPITAL NACIONAL RUSO»

 

En cuanto a la coyuntura internacional, Javier Parra   tiene muy claro que«el Gobierno de Rusia está al servicio del capital nacional ruso». Y agrega: Yo no me referencio en ninguno de estos gobiernos, con un matiz: el Partido Comunista de Siria está participando en el gobierno de este país y personalmente lo apoyo. En el mundo se está dando una batalla entre el capital financiero y el capital nacional. Ese capitalismo financiero, representado en la Casa Blanca por Obama, ha impulsado una serie de guerras para conquistar el mundo. De hecho, se ha enfrentado tanto a las resistencias populares como a gobiernos que defienden el capital nacional y la soberanía de sus países. En ese punto puedes encontrarte a gobiernos capitalistas como el de Putin, que defienden la soberanía de Rusia, o a los deSiria e Irán. Hay una parte de la izquierda que no entiende ese conflicto real».

Parra tienen como referencia al Partido Comunista griego y al Partido Comunista Portugués. Manifiesta que «de los comunistas griegos valora  especialmente su posicionamiento de clase y de apuntar a la raíz de los problemas europeos y nacionales. De hecho, el KKE [el partido comunista griego] ha tenido planteamientos muy firmes respecto a la UE. Pero a veces, tal vez las formas fueran demasiado agresivas hacia el votante de Syriza, ya que siempre se ha de tener la mano tendida. El KKE ha tenido razón, pero estas críticas se han visibilizado de manera un tanto sectaria; no creo que lo fueran, pero insisto en que las formas son muy importantes. En cuanto al Partido Comunista Portugués, ha sido un ejemplo de modelo organizativo enEuropa«.

      Al concluir la lectura  de la entrevista uno se queda con un  difuso sabor agridulce. Es evidente que Javier Parra no ha descubierto con sus acertadas precisiones nada que hoy muchos activistas sociales y militantes no tengan bien madurado. Pero sus declaraciones son valientes y, posiblemente, también arriesgadas. Pero, inevitablemente, el coherente desarrollo de sus razonamientos nos empujan a preguntarnos:  ¿qué es lo retiene a un hombre como este en las filas de un partido con los patrones ideológicos del PCE?

 

canarias-semanal-org

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: