ADAY del SOL REYES. El arresto de Assange y el pacto de Moreno con Trump

No es casualidad que la cancelación del asilo de Assange se decida después de las filtraciones sobre una trama de corrupción que implica a Lenín Moreno.

Lenín Moreno, nefasto presidente del Ecuador, ha demostrado su miseria humana al mundo entregando a Julian Assange —no solo asilado, sino también ciudadano ecuatoriano— a la policía británica. Esto pone en riesgo la vida de Assange y humilla al Ecuador. Día de luto mundial, fue la reacción en Twitter del expresidente Rafael Correa ante la noticia del arresto del periodista.

«El traidor más grande de la historia ecuatoriana y latinoamericana, Lenín Moreno, permitió que la policía británica entre a nuestra embajada en Londres para arrestar a Assange. Moreno es un corrupto, pero lo que ha hecho es un crimen que la humanidad jamás olvidará», denunció Correa.

La noticia llegó tras un comunicado del presidente ecuatoriano que daba a conocer el retiro del asilo diplomático del activista Julian Assange, fundador de WikiLeaks, con el pretexto de que «ha violado demasiadas veces el acuerdo de convivencia para garantizar su permanencia en dicho edificio diplomático», a lo que agregó horas más tarde: «le hemos quitado el asilo a este miserable hacker y ventajosamente nos hemos quitado una piedra del zapato».

Ecuador retira el asilo diplomático de Assange y la Policía británica arresta al activista (+ Video)

El momento del arresto

Sin embargo, no es casualidad que la cancelación del asilo y de la nacionalidad ecuatoriana concedida en 2017 se decida después de que el portal de filtraciones publicara un informe sobre la implicación del mandatario latinoamericano en una trama de corrupción llamada INA Papers.

Y es que Moreno fue acusado en febrero pasado de supuesta corrupción tras una denuncia de Ronny Aleaga, diputado de la Asamblea Nacional de Ecuador por el partido Revolución Ciudadana, del expresidente Rafael Correa. En dicha denuncia se involucra a uno de sus hermanos con cuentas en paraísos fiscales y una lujosa propiedad en España en una triangulación de una empresa off-shore.

Ante la Fiscalía Anticorrupción de Madrid, el diputado ecuatoriano aseguró que el presidente Lenín Moreno ha incurrido en «posibles delitos cometidos como asociación ilícita, lavado de activos, cohecho y peculio».

Con mucho menos que esto, cualquier otro presidente de Latinoamérica hubiera tenido que dejar su cargo e ir a la cárcel. Irónicamente, el perseguido aquí es Rafael Correa, víctima de una orden de arresto por parte de la «justicia ecuatoriana» que le impide regresar al país para hacer campaña en las próximas elecciones.

Asimismo, un video publicado en Twitter por Javier Alexander Roa, del canal TELEGRAM, destaca un encuentro del mandatario ecuatoriano con el asesor de Donald Trump, hace poco más de un año, para llegar a un acuerdo.

El trato consistía en que si Moreno entregaba a Assange, Donald Trump iba a suavizar la deuda que tenía Ecuador con Estados Unidos y limpiaría la imagen del presidente ecuatoriano para que no lo involucraran con los paraísos fiscales donde tiene su fortuna. Además, días posteriores al encuentro, se filtró que Moreno había recibido 18 millones de dólares.

Todos fuimos testigos hoy de que el presidente más hipócrita de la tierra cumplió con su parte del trato, y entregó al hombre que ha publicado más de diez millones de documentos, entre ellos, informaciones secretas del Departamento de Estado norteamericano y documentos incómodos para altas esferas del poder en Estados Unidos.

La traición a la soberanía de Ecuador que ha significado el arresto del activista de derechos humanos, quien tiene ciudadanía ecuatoriana (hasta hoy) y australiana, es en realidad la única promesa que ha cumplido Moreno en su oscuro mandato.

Assange lleva refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres (Reino Unido) desde junio de 2012, cuando Quito le proporcionó asilo político para evitar que fuese extraditado a Suecia, donde está vigente una orden de arresto en su contra bajo la acusación de un supuesto caso de violencia sexual.

El fundador de WikiLeaks opina que desde Suecia lo extraditarían a EE.UU., donde se podría enfrentar a la pena de muerte por las filtraciones del portal.

El también experto informático podría ser juzgado por «conspiración para cometer intrusión informática» por haber ayudado a la exanalista de Inteligencia Chelsea Manning a obtener una contraseña para acceder a miles de documentos de defensa confidenciales y luego divulgarlos.

El ciberactivista, calificado por la directora de la cadena televisiva RT y de la agencia de noticias Sputnik, Margarita Simonián, como el principal periodista de la época, se enfrenta ahora mismo a un futuro incierto. Su arresto, día sombrío para la libertad de prensa, sin lugar a dudas, forma parte de un plan de EE.UU. para extraditarlo.

Cuenta Simonián que, la última vez que habló con él, dijo que estaba preparado para todo e iría hasta el final, y a la pregunta de por qué lo hacía, le contestó: «Porque odio la mentira».

Por su parte, Javier Cousso, diputado GUE/NGL en el Parlamento Europeo, subrayó que la detención de Assange es un atentado contra la verdad y a las víctimas de crímenes de

guerra descubiertos por WikiLeaks, y un capítulo más de la venta a Donald Trump de un país a pedazos bajo la tiranía de Lenín Moreno.

Asimismo, la periodista y abogada Eva Golinger calificó al mandatario como un traidor a su propia nación y un entregado a la agenda de Washington. Una persona sin principios, moral y convicción. «Lo que hizo hoy a Julian Assange le manchará para toda la historia. Ha violentado la soberanía del Ecuador y violado los derechos humanos de un ciudadano».

Si bien Moreno es calificado por muchos como un traidor y cobarde, otros consideran que es un político de derecha infiltrado en la izquierda desde los tiempos del progresismo. Su función geopolítica en la región no era más que avanzar en el poder, al punto de llegar a la presidencia y, desde la legitimidad de la izquierda, destrozar la integración latinoamericana, que tanto afecta a la hegemonía imperial.

En cualquier caso, Moreno, finalmente, se quitó la careta. La movida sucia y miserable que realizó este jueves quedará como el mayor fraude en la historia de Ecuador y como una de las traiciones más grandes de la historia latinoamericana.

 

(CubaSÍ)

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. Sebastian Rodriguez Lopez

    ¿Que se puede decir de un miserable como este «dirigente» Lenin Moreno?. A enfangado, ensuciado y maltratado a un bello país, que no se merecía a este despreciable ser. Pena da, ver como EE.UU, se salta todas las leyes internacionales del bien hacer, corrompiendo a los políticos de todo el mundo (sus marionetas) para hacer y deshacer a su antojo, haciendo matar y matando a miles de personas, destruyendo países, solo por conseguir beneficios codiciados. Lenin Moreno se ha vendido y ha vendido a un buen y gran hombre. ¡¡Que pena que existan personas así!!.