Ada Colau sigue deshojando una margarita que se le marchita entre las manos

Hasta el inicio del día de hoy eran ya 680 los municipios que se han adherido a la convocatoria del 1-o. Esto viene a ser más de dos tercios de los 947 ayuntamientos existentes. Los que han anunciado su oposición al referéndum son fundamentalmente alcaldías en manos del PSC. Pero hay uno muy importante cuya alcaldesa no pertenece a dicho partido y todavía no se ha decidido. Me estoy refiriendo al de la ciudad de Barcelona, liderado por Ada Colau de en Comú.

Con el plazo apunto de concluir para decidir si cederá o no los locales habituales de votación, la alcaldesa de Barcelona aún sigue deshojando la margarita.

Primero exigió la petición formal por parte del Govern para pronunciarse al respecto. Al igual que a los demás ayuntamientos, éste ya respondió formalmente a la petición. Pero ayer Colau envió una carta al Govern para preguntarle cómo piensa llevar a cabo el referéndum después de la suspensión del Tribunal Constitucional.

Ada Colau es la clásica persona que quiere quedar bien con todo el mundo y eso es imposible. Si, como ella dice, pretende ser la alcaldesa del “cambio” debería saber que el empeño exige mucho esfuerzo y mucho riesgo, y que si no es capaz de asumirlo lo más sensato es ceder el puesto a otra persona o, al menos, no seguir engañando.

Recordemos que siempre ha dicho que está a favor del referéndum, a condición de que sea pactado con el Estado. Exigir la citada condición y conociendo la opinión del Estado es decir no al referéndum. Pero ahora Colau ha rizado más el rizo. Exige al Govern, para ceder los locales de votación, que éste garantice la invulnerabilidad de los funcionarios ante las anunciadas represalias del Estado. Colau sabe que esa garantía no depende del Govern, luego se está escudando descaradamente en un imposible para no colaborar en el referéndum.

¿Qué decisión tomará finalmente? En vísperas del 9-N, en 2004, dijo algo que hoy se vuelve en su contra: “A diferencia de CIU, yo estoy dispuesta a desobedecer al Gobierno del PP para poner las urnas el 9-N por el derecho a decidir”.

¡Cómo ha cambiado el cuento! ¿A ese “cambio” se refería cuando llegó a la alcaldía de Barcelona?

El pueblo catalán no parpadea cuando le mira. Ada Colau sigue deshojando una margarita que se le marchita entre las manos.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

2 comentarios

  1. Linea de fuego

    «No es posible proclamar el federalismo sin el reconocimiento del derecho de autodeterminación», por lo cual, huelgan todos los discursos jocosos y reformistas de psoe y ciudadanos de la Constitución (caducada) de 1978. Esta situación (encrucijada) abocaría alternativamente a derogar los articulados cons. antidemocráticos del 78 y o la convocatoria del Referendum monarquía o república. Una tercera vía, la convocatoria de elecciones catalanas anticipadas, podrían soslayar las violencias nacionalistas reaccionarias como tránsito pacífico elegido por las urnas, con definición de la plurinacionalidad del EE y la construcción legislativa de un Parlamento catalán de transitoriedad constitucional, como guía para el resto de naciones ibéricas. Si o sí.

  2. Laura Delfargue

    ¡De lo que se libraron los holandeses y los portugueses! Afortunadamente ellos se pudieron separar de ese Estado ultracatólico e inquisidor gracias a sus luchas políticas, ideológicas y MILITARES.

    España desde entonces no es más que un Estado pícaro, malversador, corrupto y acéfalo.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: