Ada Colau sigue recordando (y explotando) su bisexualidad, pero del cambio que prometió en Barcelona nada de nada

Cada individuo o individua tiene los gustos que tiene y el hecho de ser heterosexual, homosexual o bisexual, en principio y por el hecho de serlo, no significa que se sea mejor o peor persona; la calidad de éstas, faltaría más, se mide de otra manera.

Bisexuales, como asegura Ada Colau que es, los hay de todas las ideologías, desde comunistas hasta fascistas, pasando por socialdemócratas. De modo que alardear de ser bisexual como lo hace la alcaldesa Ada Colau para darse aires de progre resulta, cuando menos, ridículo.

La señora Colau, además, no fue precisamente precoz a la hora de anunciarlo. Y, cuando lo hizo, ya sabemos cómo y dónde. Eso sí, desde entonces no pierde la oportunidad de recordarlo siempre que considera que puede aportarle algún beneficio político.

Efectivamente, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado «que una mujer bisexual, pobre y de familia humilde» haya llegado a ser alcaldesa de Barcelona «ha generado muchas situaciones de disrupción y emociones» por «estar donde no se espera». Colau ha señalado que se han dado muchas «situaciones de incomodidad» porque en el ayuntamiento los hombres de poder se conocían todos y compartían espacios.

La alcaldesa de Barcelona ha hecho estas afirmaciones en el discurso de inauguración de las jornadas ‘Municipalismo Queer’, sobre políticas LGTB y en defensa de la diversidad sexual y de género como bien común, que se llevan a cabo hoy y mañana en la Fabra i Coats de Barcelona.

En su discurso, Ada Colau ha defendido que «entrar en la alcaldía sin miedo y con el anhelo de buscar conexiones no esperadas es la responsabilidad ‘queer’ y lo «realmente revolucionario». La alcaldesa, que ha citado a las filosofas que más le han influido, también ha querido contar algunas anécdotas personales en su intervención.

Ha recordado que, cuando explicó en su casa que tenía novia y quería invitarla, la respuesta de sus padres, «progres», fue positiva, aunque un miembro adulto de la familia le dijo que no lo contara a sus hermanas pequeñas «porque se podrían confundir». Más doloroso es el recuerdo de otro suceso familiar, según ha explicado, referente al abuso sexual que sufrieron sus hermanas (desconocemos si éstas autorizan a la alcaldesa a hablar de ellas y de éste caso) por parte de una persona de confianza de la familia y sobre el cual, el mismo pariente, dijo que «no era tan grave, no las habían matado ni mutilado».

La alcaldesa ha recordado que, un 28 de junio, cuando acudió por primera vez como alcaldesa al Pride unas mujeres, que dieron por supuesto que es heterosexual, le reprocharon que estuviera allí porque atraía la atención de las cámaras en detrimento del colectivo LGTBI.

«Me dolió —ha recordado—, ese era mi espacio, pero me generó la pregunta: ¿qué hacer para no reproducir la misma lógica dual hombre-mujer con heterosexual-LGTBI?»

Ada Colau ha sostenido que espacios creados en las redes sociales en defensa de las mujeres o manifestaciones como la Pride «están generando conexiones que permiten ambicionar y permitir que sucedan cosas que no estaban previstas».

Las primeras jornadas Municipalismo Queer quieren ser un espacio de reflexión colectiva sobre el futuro de las políticas sobre diversidad sexual y género en el ámbito municipal desde una perspectiva crítica, feminista e interseccional.

A Ada Colau no se le reprocha por sus preferencias sexuales que, por supuesto son muy respetables, sino porque el cambio que anunció para Barcelona está años luz de ser realidad en la capital de Catalunya.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

3 comentarios

  1. Juan Ledesma Mena

    Solo es de interés general su labor política y económica +, el resto es falsimedia.

  2. Me vais a perdonar pero con Ada Colau no me voy a meter … todavía.

    Forgive me but I’m not going to mess with Ada Colau … yet.

  3. Todo mentira, a propósito cambio queeeee?

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: