Ada Colau arremete contra el partido del 3% y, casi en paralelo, adjudica obras a empresa involucrada en el caso Palau

La alcaldesa de Barcelona siempre ha dicho que su formación nunca le dará el voto al PDeCAT para la investidura, por ser un partido que ha aplicado políticas neoliberales y, además, ha estado envuelto en casos de corrupción en su época de CIU. Tiene, sin duda, todo el derecho de hacer lo que considere oportuno.

Pero argumentar las políticas neoliberales y la corrupción cuando su partido socio —a Podemos nos referimos— está loco por gobernar con el PSOE en el Estado español, y de hecho ya gobierna en alguna comunidad… Si a esto le sumamos que la citada alcaldesa acaba de adjudicar obra pública a una empresa que aportó el famoso 3%, a cambió de conseguir trabajos, resulta cuando menos incongruente su postura.

La denuncia la realizó ayer martes ERC de Barcelona. Asegura que el gobierno de Ada Colau ha adjudicado una parte sustancial de las obras para reanudar la construcción del túnel de la plaza de Glòries a la empresa Ferrovial, salpicada por el caso Palau.El portavoz de los republicanos, Jordi Coronas, se preguntó cómo es que el gobierno de Colau «es capaz de decir que detienen las obras por la sospecha de prácticas corruptas y termine recurriendo a empresas condenadas».

Opina Coronas que «es inaudito que hayan paralizado la ciudad durante meses y acaben recurriendo nuevamente a una empresa que se ha demostrado que pagaba en la trama del 3%». Justamente Glòries forma parte de las obras bajo sospecha en este caso. Coronas ha subrayado que ERC «se opuso desde un inicio a la paralización de las obras», y que ya advirtieron en abril del año pasado que el gobierno de Colau volvería a recurrir a empresas vinculadas con la corrupción.

«Colau debía depurar todas las responsabilidades que fuera necesario, pero no hacerlo pagar a los vecinos», ha defendido. Según los republicanos, el Consejo de Administración de la empresa municipal BIMSA ha aprobado adjudicar los dos lotes más importantes de las obras a Ferrovial, con una cantidad que suma un total de 30,4 millones de euros. Esta cifra representa casi un 40% de los 80 millones presupuestados para el proyecto, han subrayado en un comunicado. ERC ha agregado que se ha abstenido por no mantener la parálisis de los trabajos.

En concreto, el gobierno ha adjudicado a la UTE Ferrovial Agroman-Sacyr Construcción el lote 4 de las obras, valorado en 24,6 millones, consistente en parte de la actuación para dar continuidad al segundo túnel que debe unir la calle Badajoz con la Rambla del Poblenou. Por otra parte, y en cuanto a los trabajos del espacio libre de la plaza —la denominada Canòpia—, Ferrovial Agroman ha obtenido el lote central —por ejecutar el claro y el acceso desde Dos de Mayo—, con un presupuesto de 5,6 millones, cifra a la que se le ha de sumar el IVA.

Las obras están paradas desde junio de 2017, después de que el gobierno de Colau decidiera rescindir el contrato por varias irregularidades y sobrecostes. La previsión es que los trabajos se reanuden este marzo y su presupuesto final es de 81,7 millones.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. Criticamos a PODEMOS Y Ada Colau por querer gobernar con el PSOE . Pero pasamos de puntillas cuando la CUP rinde pleitesia y sumisiòn a la derecha burguesa y corrupta catalana . No entiendo esta doble vara de medir ? . No se si nos creemos , que los partidos independentista , tanto de derecha como de izquierda , son descendientes directos de aquellos dioses que hace miles de años vinieron de las estrallas subidos en carros de fuego , para civilizar a la humanidad . Por eso quizas les rendimos tanto culto a los partidos independentistas , que hasta cuando se tiran un pedo nos huele a EU DE ROCHES , por mucha peste que hagan sus pedos . ¡ Mas vale caer en gracia que ser gracioso ! .

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: