Ada Colau acudió al programa “Sálvame Deluxe” y dijo algo de vital importancia para su electorado: “tuve una novia italiana”

Tremenda bajeza moral la de esta señora, que irrumpió en la política para realizar un cambio que su formación sigue reivindicando pero que, en realidad, están a siglos luz de conseguirlo. Es más, cada vez se ve más claro que ni siquiera han intentado llevarlo a cabo; sencillamente porque un cambio real no les interesa.

Nos estamos refiriendo a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Inmersa en la campaña electoral parece que para intentar conseguir un puñado de votos no tiene ningún escrúpulo en recurrir a cualquier método, por indigno que éste sea.

Colau acudió ayer noche a un programa que, al parecer, tiene bastante audiencia —buen indicador de lo mal que está la cultura en el Reino de España—. Se llama “Sálvame Deluxe”, y la alcaldesa soltó algunas perlas.

Esta nota para nada quiere juzgar su existencia pasada ni la actual, en lo referente a su vida sexual y privada. Nos da exactamente lo mismo sus preferencias en ese sentido; eso nunca debería ser determinante para nada. Lo que realmente pretende es señalar cómo una persona que se presenta como lideresa del cambio acude a un programa tan impresentable, casposo y rancio para hablar no de política sino de chascarrillos morbosos y personales que nada tiene que ver con sus “ansias” de “cambio”.

Así, cuando el presentador impresentable le preguntó por la primera vez que se enamoró —observen qué pregunta—, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, respondió: «Tuve primero un novio y después un novia italiana. Paolo él y Elena ella, con 19, 20, 21 años. Era la primera vez que me enamoraba de una mujer. Fue una relación larga, de dos años. Teníamos un montón de amigos gays, formaba parte de nuestro entorno. Tampoco lo voy explicando, pero tampoco tengo que esconderlo. Viva el amor y que cada uno que quiera a quien quiera». Y añadido: «A lo mejor ni mis asesores lo sabían. Aunque hubo alguna otra relación, fue la única mujer en mi vida».

Colau y dirigentes de su formación siempre se han quejado de que hablar tanto de independencia oculta otros problemas que importan más a los ciudadanos. ¿Y hablar de chascarrillos íntimos, señora Colau? ¿Es acaso eso lo que les interesa a sus gobernados?

 

Ada Colau en el programa

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

3 comentarios

  1. Pedro el Romano

    Un poco excesivo lo de «tremenda bajeza moral» o «no tiene ningún escrúpulo» por acudir a la tele a contar aspectos de su vida, algo en lo que está en perfecto derecho.

    Pero bueno, ya lo sabemos, la izquierda verdadera entreteniéndose en pegar de ostias a quien difiere algo de sus postulados. Así nos va.

  2. Linea de fuego

    Ahora los fascistas andan afirmando que va buscando el voto LGTBi. El error no es proclamar su afinidad sexual, sino el medio en que lo ha manifestado. Ahora bien tampoco es para rasurarle su moral, ni sus escrúpulos.

  3. Vamos a ver. Es lamentable. Este era el gran cambio. Hace unos años nos llevábamos las manos a la cabeza por la llamadita de Pedro Sánchez. Es muy triste porque yo la he admirado, pero es lamentable. Y todavía apostilla que ni sus asesores lo sabian

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: